PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

'El Licenciado': así era el líder del cartel que traicionó a los hijos del Chapo

H

 

Cuando era subdirector de la cárcel, conseguía prostitutas, alcohol y drogas a los hombres del narco. Después de convertirse en mano derecha de Guzmán en el cartel de Sinaloa, le dio un golpe al desplazar del poder a sus hijos. Ahora espera ser extraditado a Estados Unidos.

A.G.

03 Mayo 2017 21:43

La historia de amistad y traición entre 'El Chapo' Guzmán y su sucesor como capo del cártel de Sinaloa 'El Licenciado' Dámaso López Núñez empieza en la cárcel de máxima seguridad de Puente Grande, en 1999.

Diecisiete años después, ya como enemigos, ambos están presos y Dámaso, como ya ocurrió con el Chapo, espera su extradición a Estados Unidos.

En la madrugada del martes, la policía federal irrumpió en una vivienda del Licenciado en colonia Anzures, al noroeste de Ciudad de México, y lo detuvo. En una operación que desplegó tres inspecciones simultáneas también fue detenido su colaborador y operador logístico, identificado como Giovanni N.

El periodista especializado en narcotráfico Diego Enrique Osorno, no obstante, apuntó a la CNN la posibilidad de que Dámaso se entregara a las autoridades como gesto para una tregua con los hijos del Chapo y así salvar la vida ante la amenaza de estos.

Antes, Dámaso había fraguado un golpe para desgastar y arrebatar el poder a los descendientes naturales del que fuera el narcotraficante más poderoso del mundo.

Pero antes, mucho antes, se ganó la amistad del Chapo en prisión, donde era subdirector de seguridad y dio tratos de favor al narcotraficante a cambio de sobornos.

Esta es la historia del ascenso, la traición y la caída de un licenciado en Derecho (de ahí su alias) al que muchos consideran más cruel y sanguinario que el propio Chapo.

La traición y el ascenso al poder

En junio de 2016, poco antes de que el Chapo se fugara por segunda vez de la cárcel, su madre fue atacada por 150 sicarios en la comunidad de La Tuna, en Badiguarato. 150 sicarios irrumpieron en el vecindario, mataron a tres vecinos y saquearon la vivienda de Consuelo Loera.

Aunque todo apunta a que el ataque vino del sobrino del Chapo, 'Alfredito', un reportaje exhaustivo de investigación de la periodista mexicana Anabel Hernández publicado en febrero de este año por la Agencia Pública brasileña de reportajes afirma que el Licenciado estaba detrás del ataque. Fue la primera batalla en la guerra de poder de Dámaso con los hijos del Chapo por el control del cártel de Sinaloa.

Con el ataque a la madre del entonces aún narcotrafricante más poderoso del mundo, el Licenciado demostraba ser más despiadado que el propio Chapo y vulneraba incluso los débiles códigos morales del narco mexicano.



En esa misma línea, Dámaso empezó a controlar blogs y cuentas de Facebook que aseguraban que los hijos del Chapo, Iván y Alfredo Guzmán, estarían entregando a miembros del cartel a cambio de protección para su padre. Los "sapitos", les llamaba, jerga para denominar a los soplones. Uno de los blogs es Culiacan Informando.

Así el Licenciado conseguía poner a miembros del cartel contra los hijos del Chapo, que fueron secuestrados en agosto de 2016 en un restaurante de lujo de Puerto Vallarta, en Jalisco

Aliándose con los jefes de otros carteles y catapultado definitivamente por la extradición del Chapo a Estados Unidos a comienzos de año después de ser recapturado, Dámaso consiguió hacerse con el control del cartel de Sinaloa y poner punto y final a la era del Chapo.

De 'conseguidor' del Chapo a su mano derecha

De algún modo, el propio Chapo allanó el terreno para que se fraguara el golpe del Licenciado en febrero de 2014. Después de ser detenido por la DEA, Joaquín Guzmán Loera consideró que sus hijos aún estaban verdes para asumir su poder y le generaba desconfianza la vida ostentosa que estos llevaban, que no escondían su promiscuidad y su vida de lujos. Dámaso, discreto y ya con un prestigio dentro del cartel, ocupó ese lugar.

Al Licenciado se le atribuye parte de la responsabilidad de que el cartel de Sinaloa se convirtiera en el mayor productor de metanfetaminas del mundo, así como en la decisión de controlar a los productores colombianos y a los vendedores en las calles de Estados Unidos. El cartel de Sinaloa controlaba las drogas desde su origen hasta su consumidor.

"Dámaso era el responsable de coordinar con los colombianos el embarque de barcos y submarinos que traían droga de Colombia y de los barcos que traían pagos por la cocaína recibida de vuelta a México", contó al gobierno estadounidense otro exlíder del narco, conocido como 'El Vicentillo' entre 2011 y 2012 según el reportaje de Pública.

Para llegar hasta allí, Dámaso inició sus pasos junto al Chapo en la cárcel, pero no era un preso más, sino el subdirector de seguridad del presidio.



Hijo de un procurador y nacido en 1966, Dámaso es una figura poco conocida a pesar de su gran poder. Licenciado en Derecho, lo describen como "astuto, explosivo y visceral" en el reportaje de la Agencia Pública a partir de relatos de sus allegados.

En 1999, convenció al director de la cárcel de máxima seguridad de Puente Grande para facilitar el reinado del Chapo en el presidio. El Licenciado cobraba sobornos del Chapo y los narcos y a cambio les conseguía a él y a sus hombres alcohol, móviles, prostitutas, teléfonos, conciertos de música y acceso a comida de buenos restaurantes de Guadalajara. Todo el sistema de aquella prisión estaba totalmente corrompido.

Pero su salto definitivo a mano izquierda del Chapo, con el que trabajaría durante 15 años, se lo ganó al ser el principal aliado de su primera gran fuga en el año 2001, que le daría impulso para convertirse en el narco más poderoso del mundo.

Para el Chapo y el Licenciado, rey y heredero del cartel de Sinaloa, resultará imposible repetir artimañas parecidas en sendas prisiones de los Estados Unidos. Tampoco será posible liderar el cartel desde allí. Lo que está por ver ahora es quién ocupará ese vacío de poder. ¿Serán esta vez los hijos de Guzmán?


share