PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Este hombre está a punto de ser elegido como primer dirigente gay de Irlanda

H

 

Hace 24 años la homosexualidad estaba prohibida en Irlanda, hoy Leo Varadkar es el favorito para ser el nuevo primer ministro del país

silvia laboreo

02 Junio 2017 15:41

Medio indio y gay. Dos etiquetas que hoy aparecen en todos los titulares del mundo unidas a un solo nombre; Leo Varadkar. Dos calificativos de los que el propio Varadkar se quiere desprender “no soy un político medio indio, un político médico, ni un político gay”, ha llegado a decir en entrevistas, pero a los que está irremediablemente ligado.

Porque este hombre, que prefiere ser considerado más allá de sus orígenes y su orientación sexual, está a punto de convertirse en el primer ministro de Irlanda.

Y en un país tradicionalmente católico, uno de los más conservadores de Europa Occidental, en el que hace 24 años estaba prohibida la homosexualidad y que aprobó el matrimonio gay en 2015, que una persona LGTBI llegue a ser el máximo dirigente del país supone un hito histórico.

Tras la dimisión el pasado mes de mayo del Primer Ministro, Enda Kenny, el Gobierno de Irlanda necesitaba una nueva cara. Un nombre que se dará a conocer este viernes por la tarde, cuando se decida quién es el nuevo líder del conservador Fine Gael (partido que gobierna el país desde el año pasado). Y Leo Varadkar, médico de 38 años, tiene todas las papeletas para lograrlo.

Varadkar parte como claro favorito en las votaciones y se espera que en las próximas semanas, tras una votación parlamentaria, sea proclamado Primer Ministro. De conseguirlo, Varadkar pasaría a la Historia como el primer ministro más joven desde la independencia de Irlanda en 1922.





Él no se define ni de izquierdas ni de derechas, “toda esa construcción de la derecha y la izquierda no describe la política moderna”, declaró ayer en una entrevista en el Irish Times.

“Si tuviera que definirme en términos de filosofía política, me situaría como social y económicamente liberal, que es estar a la izquierda del centro en asuntos sociales y a la derecha del centro en asuntos económicos”, explicaba el político. Un liberalismo que ha hecho que lo comparen con el canadiense Justin Trudeau o el nuevo presidente francés Emmanuel Macron.

Hijo de un médico indio de Bombay y de una enfermera del sur de Irlanda, se afilió en la secundaria al Fine Gael, un partido político irlandés conservador y demócratacristiano de centroderecha. Varadkar compaginó la militancia con el estudio de la medicina, llegando a ser vicepresidente de las juventudes del Partido Popular Europeo.


Varadkar parte como claro favorito en las votaciones y se espera que en las próximas semanas, tras una votación parlamentaria, sea proclamado primer ministro.


Un ascenso meteórico que culminó en 2014, cuando tomó posesión de la cartera de Ministro de Sanidad en el gabinete de Enda Kenny. Mientras era ministro de Sanidad fue una de las piezas claves de la campaña del referéndum que aprobaría el matrimonio homosexual. Unos meses antes de la votación, Leo salió del armario durante un entrevista radiofónica el día de su 36 cumpleaños. “No es un secreto, pero no es algo que todo el mundo sepa y de lo que yo haya hablado públicamente”, dijo en su momento.

Dos años más tarde de esta confesión pública, Varadkar ha querido sacar su sexualidad del debate público y centrarlo en sus políticas. Bajo la campaña “Taking Ireland Forward” , Varadkar ha prometido celebrar un referéndum sobre el aborto en 2018, reformar las leyes fiscales para los trabajadores autónomos, invertir en grandes proyectos de infraestructura y acercarse a la juventud irlandesa, una de las más afectadas por la crisis económica.

Unos compromisos ambiciosos que hoy se sabrá si pronto podrán ser llevados a cabo.


 


share