Actualidad

12 lecciones de una periodista valiente que conoció la cara más cruda de la humanidad

Svetlana Alexievich creció rodeada de historias de amor y de guerra, que transformó en literatura

Desde la infancia, Svetlana Alexievich supo lo que eran el amor y la guerra. Esta escritora y periodista bielorrusa de 66 años, ganadora del Nobel de Literatura de 2015, se crió en el campo, en un pueblo sin hombres.

Ella, como los demás niños del pueblo, creció con las historias que por las noches contaban las mujeres, sentadas en las calles, cansadas después de todo el día trabajando.

Historias de despedidas, de esperas... de amor y de dolor.

Alexievich aún escucha sus voces. "No estoy sola en este podio", decía al comienzo del discurso de recepción del Nobel, "hay voces a mi alrededor, cientos de voces. Ellas siempre han estado conmigo".

Voces que describe como tristes melodías del coro que escucha y que, durante su trayectoría profesional, ha ido ampliando.

Para Voces de Chernóbil (1997), pasó 10 años entrevistando a más de 500 personas que fueron testigos del desastre nuclear en Ucraina.

Hemos seleccionado sus frases y citas más impactantes, fruto de su intenso trabajo periodístico:    

1.

" Colecciono la vida cotidiana, sentimientos, pensamientos y palabras. (...) Trabajo con lo que la historia historia omite, con lo que falta".  

2.

"He experimentado placer y repugnancia. A veces he querido olvidar lo que he oído, ignorarlo. Pero más de una vez he visto lo sublime en la gente, y quería llorar".  

3.

"Vivía en un país donde la muerte se enseñaba desde la infancia. Se nos enseñó que los seres humanos existen para quemarse, sacrificarse. Nos enseñaron a amar a la gente con armas".  

4.

"En las ciudades rusas nuevas hay museos dedicados a Stalin, y los nuevos monumentos se han erigido a él. El 'Imperio Rojo' se ha ido, pero el 'hombre rojo', el 'homo sovieticus', permanece. Él perdura".    

5.

" Es difícil llegar al alma humana, el camino está lleno de televisión y periódicos, de sus prejuicios y sus engaños".  

6.

"Escribo sobre la guerra porque somos gente de guerra, siempre hemos estado o en guerra o preparándola".

7.

" El sufrimiento es nuestro capital, nuestro recurso natural. Ni aceite ni gas. El sufrimiento e s lo único que somos capaces de producir constantemente".

8.

"Siempre me pregunto: ¿por qué no convertir nuestro sufrimiento hacia la libertad? ¿Realmente es todo en vano?".

9.

"Antes de Afganistán, yo creía en el socialismo con rostro humano. Volví de Afganistán sin ilusiones. 'Perdóname padre', le dije cuando lo vi. 'Me educaste para creer en los ideales comunistas, pero al ver a aquellos hombres jóvenes, los últimos colegiales soviéticos como tú matar a gente que no conocen, en territorio extranjero, fue suficiente para convertir todas tus palabras en ceniza. ¡Somos asesinos, papá! ¿Lo entiendes?', le grité".

10.

"Me pregunto qué clase de libro que quiero escribir sobre la guerra. Me gustaría escribir un libro acerca de una persona que no dispare, que no pueda disparar a otro ser humano, que sufre con la idea misma de la guerra. ¿Pero dónde está? No he podido cumplir".

11.

"No se podía ver la radiación, ni tocar u oler. El mundo a su alrededor era a la vez familiar y desconocido. Cuando viajé a la zona, me dijeron de inmediato: no recojas flores, no te sientes en la hierba, no bebas agua de un pozo... La muerte se escondió en todas partes". 12.

"¿Qué tipo de país deberíamos tener? ¿ Un país fuerte o uno digno, uno donde la gente pueda vivir decentemente?"

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar