PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Suecia está trasladando de lugar una ciudad entera para evitar su muerte

H

 

Edificios, parques y 18.000 habitantes están de mudanza faraónica

S.L.

31 Mayo 2017 15:47

La ciudad sueca de Kiruna, situada a 145 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico, va a vivir en los próximos años una transformación única. El municipio al completo va a trasladarse 3 kilómetros dirección este ante el riesgo de que todo sea engullido por un socavón.

Porque Kiruna tiene la mala suerte de estar construida a los pies de la mina subterránea de hierro más grande de Europa. El yacimiento, explotado por la compañía minera estatal LKAB, ha llegado a un punto crítico en el que el más mínimo error puede provocar que toda la ciudad acabe deslizándose dentro de un pozo.

Para evitar esto, la empresa invertirá la nada despreciable cifra de 1.000 millones de dólares en trasladar a un lugar seguro  a sus 18.000 habitantes.

¿Y las casas de la población? La compañía ha visto el potencial del yacimiento minero y ha ofrecido a los vecinos dos opciones: comprar las actuales viviendas con una prima del 125% por encima del precio de mercado o la construcción de una casa en la nueva localización. Por otro lado, sus 8 edificios más emblemáticos (entre los que se encuentran la torre del reloj o el ayuntamiento), se moverán con cimientos incluidos.

La semana pasada comenzó el traslado del primero de los edificios históricos. El ayuntamiento de la ciudad, construido en 1900 para acoger a los empleados de la mina, fue montado en un camión y movido al nuevo emplazamiento.





“Kiruna será un poco como un milpiés caminando con sus mil pies, moviéndose y gateando lentamente un par de kilómetros hacia el este”, explica en un vídeo promocional el arquitecto del proyecto, Mikael Stenqvist. La concesión de la obra ha sido otorgada al estudio de arquitectura noruego White Arkitekter y se calcula que la particular mudanza podría tardar unos 100 años en finalizarse.

Pese a lo espectacular del caso, no es la primera vez que se mueve una ciudad entera por este motivo. En 1921, la localidad minera de Hibbing (Minnesota) se trasladó a pocos kilómetros para explotar otra mina de hierro.


share