Actualidad

Cómo Kim Kardashian creó una industria millonaria a base de emojis de su cara

Primero fue Kimoji, pero todos podríamos acabar teniendo nuestros emojis personalizados

En la era digital, las estrellas son más estrellas que nunca. Se convierten en una especie de gurús con un mensaje potente, una actitud singular y hasta un lenguaje propio.

Cada vez son más los iconos de la cultura pop que, ya sea por narcisismo o por negocio, lanzan sus propios emojis. Justin Bieber, DJ Khaled, Simone Biles e Iris Apfel ya cuentan con iconos personalizados. También algunas empresas como Coca-Cola o Starbucks se han sumado a la idea.

Pero si hay alguien que ha hecho de los emojis un mercado propio, esa es Kim Kardashian.

La celebrity californiana lanzó en diciembre de 2015 Kimoji, una app que integra una galería de emojis representativos del mundo de las Kardashian. En cuanto salió al mercado, se disparó automáticamente al número 1 de Apple Store y Google Play. Llegó a generar 1 millón de dólares por minuto, convirtiéndose así en la aplicación de entretenimiento que mayor recaudación ha conseguido nunca.

Unos meses más tarde, Kim añadió a la app los llamados “KimoGIFS”, sumándose así a la moda de los GIFS. Y desde entonces no ha cesado de lanzar expansiones, llegando a los 436 emojis propios de los que dispone actualmente. Todos ellos están disponibles por un precio de 2,99 dólares (1,99 si solo se quiere el pack básico).

dabbing

Además, Kimoji sirve para todo el mundo, sean seguidores o no de Kim Kardashian. La app integra emociones y expresiones que no existen en los iconos tradicionales, como “send nudes” o “solo la puntita”.

En definitiva, Kimoji quiere ser el sustituto necesario para el lenguaje popular que tanto se necesita en las redes sociales. Se trata de un avance lógico: ¿para qué usar el melocotón de WhatsApp cuando puedes enviar un culo siendo cacheteado?

Sin embargo, lo que no imaginaba Kim cuando propuso su idea era que crearía un mercado muy rentable al que muchos se están uniendo. La estrella televisiva ha hecho de oro a Joanna Figliozzi, la diseñadora gráfica encargada de su app. Algo que ella misma buscara. De hecho, hace un lustro ni siquiera imaginaba que podría dedicarse a ello.

“Kim vino dos años antes de que lo pusiéramos finalmente en marcha”, comenta la diseñadora. “Al principio comenzamos con iconos habituales; caras planas en 2D. Pero ella quería crear una marca alejada del resto, así que acabamos usando un estilo en 3D”, explica Figliozzi.

Poco a poco, ha ido integrando todo su mundo en la aplicación, desde su hija hasta su famoso twerking. Todos los iconos, eso sí, siguiendo un estilo particular que le han hecho diferenciarse de todo lo demás. “Kim es Kimoji en sí misma”, añade la diseñadora.

Y, como ella, muchos otros han tomado caminos alternativos. Justin Bieber sigue un estilo adolescente que encaja mucho más con sus seguidores, y Coca-Cola ha optado por crear iconos propios que identifican claramente a la marca.

Los emojis son la enésima forma de diferenciación de las celebrities. El último formato de la cultura pop que está dispuesto a integrarse en nuestros smartphones. Desde la poesía hasta el cine, se han convertido en el lenguaje por excelencia de la generación actual. Que todos tengamos uno propio es solo cuestión de tiempo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar