Actualidad

Pensaban que participan en una broma televisiva. Ahora, podrían morir por matar a Kim Jong-nam

Ya hay fecha para el juicio a las dos chicas que envenenaron al hermanastro del líder norcoreano

La indonesia Siti Aisyah de 25 años y la vietnamita Doan Thi Huong, de 28 son las dos acusadas de la muerte de Kim Jong-nam, hermanastro de Kim Jong-un y oveja negra de la dinastía dictatorial norcoreana.

Llegaron al juzgado de Shah Alam en Kuala Lumpur esposadas, con chaleco antibalas. Siti Aisyah lloraba: si las condenan se enfrentan a pena de muerte. En la audiencia se las citó para declarar el 2 próximo de octubre.

El pasado 13 de febrero, en el aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur, Siti Aisha impregnó un pañuelo de VX, un químico considerado arma de destrucción masiva, y lo colocó bajo la nariz del norcoreano, que falleció camino del hospital.

Según las acusadas han explicado a los diplomáticos de sus países, lo hicieron porque 4 señores coreanos les vendieron la hazaña como una broma televisiva, no como un asesinato.

De los incitadores del crimen no hay ni rastro, y el gobierno Pyongyang insiste en que Kim Jong-nam murió de un ataque al corazón en otro lugar.

Los abogados de las chicas alertaron de que se trata de una emboscada, de que la policía no comparte las evidencias del asesinato del que se las acusa.  

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar