Actualidad

Kim Dotcom sigue dando mucha pena

El fundador de Megaupload, a punto de enfrentarse a un juicio por piratería, lanza un álbum dance y un partido político a la vez

La justicia americana tendrá que dirimir si Kim Dotcom es inocente o culpable de los cargos por piratería que le van a sentar en el banquillo de los acusados en los próximos meses. El fundador del portal de alojamiento de ficheros Megaupload sigue retenido en Nueva Zelanda a la espera de que se le transporte a Estados Unidos para departir ante el tío de negro y así defenderse de las acusaciones contra las violaciones de copyright y fraude que pesan sobre él. Pero sea culpable o inocente, lo que no consigue el orondo magnate es caer simpático, a menos que te resulten atractivos personajes igualmente robustos y forrados de parné como Jesús Gil, que en gloria esté. Según el auto judicial, Kim Dotcom aprovechó los beneficios obtenidos por las cuentas premium de Megaupload para desviar dinero a sus arcas mientras expoliaba el trabajo de particulares y autores con protección de la propiedad intelectual. Supuestamente, es un mafias de mucho cuidado.

Pero él, fiel a la imagen cartoonesca que ha ido mostrando en público desde que le pusieron las esposas, pretende presentarse al mundo como un garante de los derechos y los libertades. Su segundo portal de alojamiento y descargas, Mega, no fue el éxito que muchos le auguraban -suena más por los foros de piratería el Torrent de toda la vida o el Rapidgator de siempre-, y en su huída hacia delante su último gesto cómico ha sido fundar un partido político que se va a presentar a las elecciones neozelandesas: Partido Internet. Un partido para defender los derechos de los usuarios de la red, quizá el germen de un nuevo fenómeno global como los partidos verdes, a los que nadie auguraba ningún futuro y ahora tienen parlamentarios por todo el planeta. Sólo que Kim Dotcom no es un ejemplo de virtud.

No sólo eso: el álbum de dance y EDM que el sujeto estaba preparando para ir matando el tiempo a la espera de que le sentaran en el banquillo ya está listo. Se publicará el 20 de enero, un día antes de que cumpla 40 años, y se titulará “Good Times”, en homenaje a la vidorra que se había pegado antes del arresto, con una mansión brutal, un yate y dinero a espuertas con el que dar alegría y cosa buena a sus 130 kilos de peso. Curiosamente, del disco aún no se sabe nada porque no se ha filtrado por la red. Igual quiere Kim Dotcom que nos lo compremos, pero lo lleva claro: habrá que bajárselo, escucharlo por encima para hacerse una idea del (presumible) espanto y luego lanzarlo a la papelera de reciclaje, en homenaje a los viejos tiempos de Megaupload, ese ritual diario del diógenes digital al que él nos acostumbró.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar