Actualidad

Tiradísimo y borracho, o cómo acabas tras una jornada de trabajo en Tokio

'El paraíso de los borrachos' es una serie de imágenes que reivindican la dura lucha contra la rutina diaria

La cosa es simple: sales de currar y estás reventado. El que no hace un trabajo físico se la pasa sentado y con las neuronas de rave.

El camino a casa puede ser una odisea. Lo que por la mañana era un paseo con las pilas relativamente cargadas, a las 7 de la tarde se convierte en un mar de gente que camina a la contra, coches que pitan y neones que no entienden de contaminación lumínica.

La recompensa puede estar en cualquier bar. Refugio, unas cervezas, y ya si has quedado allí con amigos pues qué más quieres. Con que no pierdas las llaves de casa ya va bien.

Kenji Kawamoto se ha dedicado a plasmar en imágenes el agotamiento físico y mental que produce la rutina diaria, agrupándolas bajo el título de Yopparai Tengoku. Es decir, El paraíso de los borrachos, como la película de 1962 de Minoru Shibuya.

Kawamoto remarca que no pretende ridiculizar a los protagonistas de las imágenes. Al contrario, están tomadas desde el respeto y la legitimidad de la recompensa del guerrero tras cada batalla cotidiana.

Esta serie de imágenes es de hecho una reacción contra la viralidad de #nomisugi, la ridiculización de estos pequeños subterfugios personales que ha hecho furor en Japón en los últimos meses. Porque, vamos a ver...

¿Tan raro es acabar un día así?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar