Actualidad

Hacerte tu propio ordenador nunca fue tan fácil (y barato)

¿Te imaginas poder montar un ordenador como quien monta un Lego? Así es Kano

Las tiendas de informática: ese lugar al que uno sabe cuándo entra, pero nunca cuándo podrá salir. Ese universo poblado por hombres que hablan lenguas raras, siempre parapetados tras mostradores, luces fluorescentes, circuitería arcana. Ese lugar que tal vez no tengas que pisar nunca más, ahora que existe Kano.

Kano es un kit que viene en una caja, como si fuera un juguete. Sólo que al montar ese juguete y enchufarlo a un monitor, lo que tienes es un ordenador. Con su teclado, sus altavoces, su ratón, y su propio sistema operativo. Un ordenador completamente funcional y de diseño juguetón, que además te ha costado 120 euros.

Y la cosa no acaba ahí. Kano OS está pensado para enseñarte a programar. Enseñarte la manera de relacionarte con tu ordenador, conocer sus tripas, hacerte su amigo. Saber qué demonios es un Rapsberry Pi y no confundirlo nunca más con un zumo de frutas. Un producto accesible para todos, que esta misma semana ha empezado a venderse a todo el mundo a través de su web.

Rebelión en las aulas

El año pasado, Kano se convirtió en el proyecto educativo más exitoso de la historia de Kickstarter, con una recaudación de más de un millón de euros. Sus creadores lo tenían claro: había que acabar con la barrera entre el usuario y la máquina. Y es cierto: es absurdo que en un mundo tan tecnificado como el nuestro, nuestra relación con la tecnología sea tan pasiva.

Para conseguir romper la inercia, era fundamental empezar desde abajo, pensar en Kano como algo que pudiera cambiar por completo las aulas de todas las escuelas. Por eso tanto su hardware como su software están pensados para empezar desde cero. Y es que el futuro de la educación pasa necesariamente por que los chavales aprendan a programar, y lo entiendan como parte de sus vidas.

Eso sí, la cuestión no es tan simple como poner ordenadores en las aulas. ¿Qué tipo de sistemas operativos se utilizan?, ¿quién y cómo fabrica los ordenadores?, ¿qué programas y bajo qué licencias?, ¿para qué se usarán los programas que puedan llegar a crear los niños?

Al hablar de tecnología es importante saber que en su uso también hay mucha política. Kano es un sistema basado en Linux, y pretende ser sobre todo un campo de experimentación basado en la filosofía del software libre. También ofrece integración completa con la comunidad online Kano, para que los usuarios tengan fácil compartir sus conocimientos. Una aproximación opuesta al sistema de licencias cerradas que usan muchas empresas de software y que obligan a los centros educativos a dejarse verdaderas fortunas.

Además, la empresa asegura que han sometido a los fabricantes con los que trabaja a inspecciones para asegurar que cumplen con una serie de mínimos laborales y ambientales. Parecen, de momento, gente preocupada por mantener un código ético, y más cercanos a la ética del hacker que a la del gran conglomerado tecnológico.

Los genios del futuro están en ahora mismo en el colegio. De nosotros depende hacia dónde se encaminen sus pasos. Si sabemos darle el uso que toca, y las ambiciones empresariales de sus creadores no lo impiden, Kano puede ayudar a guiarnos hacia un paradigma más abierto, más libre, creativo y respetuoso. El sueño hacker hecho realidad, y encima a todo color.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar