PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Los misterios de Júpiter que quiere desvelar Juno

H

 

La sonda de la NASA dedicará los próximos próximos veinte meses a explorar el planeta más grande del sistema solar

astrid otal

05 Julio 2016 12:46

Juno era, en la mitología romana, la esposa de Júpiter. Y Juno fue precisamente el nombre que se puso a la sonda espacial que lanzó la NASA hace cinco años y que hoy, a las 5:53 hora española, conseguía aterrizar en el gigantesco planeta.

Juno tiene una misión: dar 37 vueltas alrededor de Júpiter durante veinte meses para indagar en el interior de un planeta que fue determinante en el nacimiento y evolución de todo nuestro Sistema Solar. Porque Júpiter, según los astrónomos, sentó las bases para el origen de planetas como Mercurio, Venus, Marte y la propia Tierra.


Hace cerca de 5.000 millones de años, Júpiter fue el planeta caprichoso que se quedó con casi todas las partículas de gas y de polvo que quedaron después de la formación del Sol. Está hecho de hidrógeno y helio, como las estrellas, y no se sabe con seguridad qué hay debajo de su atmósfera.


Explorar el interior de Júpiter servirá para entender mejor el nacimiento y evolución de nuestro Sistema Solar


La exploración de Juno no va a resultar sencilla. Es la primera vez que una nave orbita los polos de Júpiter tan cerca y se enfrenta a la radiación más intensa que existe en el Sistema Solar. Además, tendrá que sortear las partículas que alberga el planeta, que pueden alcanzar tremendas velocidades, para evitar impactos fatales. Pero las respuestas que se desprendan del análisis del núcleo, de la composición y del campo magnético de Júpiter pueden esclarecer algunos misterios. Cosas como:

1. Los instrumentos de Juno permitirán analizar el campo gravitatorio y el campo magnético de Júpiter, desvelando la estructura interior del planeta y la masa de su núcleo. Se quiere saber si el núcleo de Júpiter es rocoso y si la entrada de Júpiter en el Sistema Solar terminó con planetas ya existentes cercanos al Sol. De los restos de esa destrucción, se podrían haber formado Mercurio, Venus, Marte y la Tierra.

2. No se sabe lo que hay debajo de su atmósfera. El gran manto de nubes esconde su interior y se desconoce su superficie, su composición y su temperatura. Lo que sí se conoce es que la gran fuerza gravitatoria de Júpiter ha hecho que el planeta apenas haya experimentado cambios. Como todo se mantiene casi igual que en sus orígenes, la historia del Sistema Solar podría estar contenida en Júpiter.

3. Uno de los elementos más interesantes de la atmósfera de Júpiter es el agua. La cantidad de agua que se pueda llegar a medir en Júpiter podría dar una idea de la que pudo haber durante la formación del Sistema Solar. A partir de esos datos se podría deducir de dónde pudo llegar el agua que ?hizo habitable al planeta Tierra?.

4. Un misterio que Juno no resolverá y quedará para misiones futuras: si existe vida en el océano de Europa, una de las 60 lunas de Júpiter. La NASA emitió un comunicado el año en el que apuntaba: "El océano de Europa podría contener el doble de agua que el terrestre. Con agua salada abundante, un fondo rocoso y la energía aportada por las fuerzas de marea, Europa podría ser el mejor sitio del Sistema Solar para buscar vida actual fuera de nuestro planeta". Pero para desvelar si en esa estrella de Júpiter hay vida, todavía habrá que esperar.



Después de su misión, Juno morirá. El 20 de febrero de 2018 se destruirá precipitándose hacia el interior del planeta. Por eso definen la misión como "suicida". Pero, antes de eso, en sus próximos veinte meses contribuirá a que se conozca un poco mejor un parte del gran Universo.


share