Actualidad

Bienvenidos al reino de las cosas bonitas

El artista ecuatoriano Javier Pérez nos regala un mundo de fantasía cotidiana y sueños infantiles, ¿cómo no enamorarse?

1. Cierra los ojos, ya estás dormido.

2. Sueña con aquel momento en el que, a los cinco años, tu vida se resumía en lápices de colores y miles de cartulinas.

3. Dibuja una bola del mundo.

4. Dibújate sobre esa bola del mundo.

5. Pero no abras los ojos porque todo esto no es más que una hoja en blanco que poco a poco se rellena en el mundo de tu imaginación.

6. Continuamos: ahora llénalo todo de purpurina.

7. Y ahora llénalo todo de trocitos de algodón.

8. El mundo, las nubes, las estrellas, tú.

9. Tienes cinco años, y aquí todo es posible: los gajos de mandarina son lunas, los sándwiches de la merienda son arena de playa, los cigarrillos son varitas mágicas, las uvas son globos con las que salir volando…

10. Esta es tu imaginación, esta es tu infancia.

11. Trata de difuminar poquito a poco esa imagen.

12. Es el momento de ir despertándose.

13. Puedes abrir los ojos.

14. Mírate en el espejo, ya no eres un niño.

15. La purpurina cubre tu ropa, el algodón se pega a tus manos, y llevas lápices de colores en los bolsillos. La magia no es sólo para los niños. ¿De verdad estabas soñando?

Todos podemos soñar: los lápices de colores y las cartulinas no son sólo cosa de niños

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar