PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Ivanka Trump podrá acceder a información clasificada del Gobierno de EEUU

H

 

La hija mayor del presidente tendrá una oficina en la Casa Blanca a pesar de no ocupar ningún puesto oficial en la administración 

PlayGround

21 Marzo 2017 15:13

Aunque Ivanka Trump no tiene un título oficial dentro de la Casa Blanca, en solo dos meses se ha convertido en una de las caras más populares dentro de la administración de su padre.

Este lunes, el Gobierno estadounidense informó que la hija mayor de Trump tendrá una oficina en el ala oeste de la Casa Blanca para apoyar a su padre y pronto tendrá acceso a información clasificada, que teóricamente sólo es accesible para los empleados del Gobierno.

A pesar de que no cobrará por el trabajo y seguirá sin ser empleada "oficial", su oficina, que estará cerca de la de su marido, Jared Kushner, convierte a la pareja en los principales "influencers" del presidente.

Ivanka encarna la calma frente a las decisiones drásticas de su padre, es la imagen pragmática del Gobierno. Acorde con la estratega republicana, Liz Mair, Ivanka es "la única persona a la que Donald Trump escucha constantemente", tal y como recoge The Guardian.

A pesar de que no cobrará por el trabajo y seguirá sin ser empleada "oficial", su oficina, que estará cerca de la de su marido, Jared Kushner, convierte a la pareja en los principales "influencers" del presidente.

"Voy a seguir para ofrecer mi padre mi consejo sincero como lo he hecho para toda mi vida", señaló Trump en una entrevista para Politico. Ivanka será los "ojos y oídos" de Donald Trump, al mismo tiempo que realizará el rol de consejera, acorde con el abogado de la hija del presidente, Jaime Gorelick.

El papel de la hija mayor del presidente ha sido atípico. El hecho de que tenga una oficina cerca de su padre refuerza el papel de Ivanka como primera dama "de facto".

En Washington se está convirtiendo en algo habitual en ver a Ivanka Trump acompañando a su padre en actos oficiales y reuniones internacionales. El pasado viernes, Ivanka participó en la reunión con la canciller alemana, Angela Merkel. También estuvo presente en la visita del primer ministro japonés, Shinzo Abe y el canadiense Justin Trudeau.

Está claro que Donald Trump ha depositado confianza absoluta en su hija, que se ha convertido en su propia sombra y confirma ser un pilar fundamental en la administración republicana. Con esta noticia, el círculo del presidente se ha reducido casi a sus hijos, su yerno y el estratega jefe del Gobierno, Steve Bannon.

Mientras, el entorno del presidente parece obviar la vía de nepotismo que está tomando la nueva presidencia.

share