Actualidad

Israel aprueba eliminar el árabe como lengua oficial del país

En la misma ley, que aún debe pasar por el Parlamento, se define que Israel es únicamente "el hogar nacional del pueblo judío"

El presidente israelí Benjamin Netanyahu ha sacado adelante este domingo un proyecto de ley que amenaza con discriminar definitivamente a los palestinos en Israel. El texto de carácter constitucional define a Israel como un 'Estado-nación judío' y no considera al árabe lengua oficial, a pesar de que ser el idioma de una quinta parte de la población.

El Comité de Legislación ministerial defendió durante su reunión dejar el hebreo como única lengua oficial y señaló que Israel es el "hogar nacional del pueblo judío" para el que es exclusivo el derecho de autodeterminación en el territorio, tal y como recoge el diario Haaretz. Aunque, la declaración de independencia ya definía al país como Estado judío en 1948, Netanyahu está reforzando la identidad hegemónica de Israel en una ley fundamental antes de aceptar cualquier negociación con los palestino, que llevan congeladas tres años.

El proyecto de ley, que todavía tiene que ser votado en el Parlamento (Knesset), lleva gestándose más de dos años. En 2014, una propuesta similar no salió adelante por diferencias políticas que desencadenaron en la ruptura de la coalición del gobierno israelí. Por aquel entonces, los más críticos dijeron que suponía una discriminación hacia las minorías. Ahora, con el Ejecutivo más conservador de la historia del país, ha sacado a la luz de nuevo el polémico texto con la intención de convertirlo en ley.

Las críticas de los sectores de la minoría afectada no tardaron en hacerse escuchar. El líder de la Lista Conjunta de países árabes en la Knesset, Ayman Odeh, calificó el proyecto de ley como "una declaración de guerra" y que suponía "la tiranía de la mayoría sobre una minoría de ciudadanos de segunda clase. En este mismo sentido, Abbás señaló que la imposición representa un "obstáculo para el camino hacia la paz". Incluso un informe del Instituto para la Democracia en Israel, remitido al gobierno y citado por Haaretz, señala que la norma daña el derecho de las minorías en el país y el editorial de este lunes del mismo periódico califica la ley como "la piedra angular del Apartheid".

Si al final la propuesta sale adelante, el 20% de la población de Israel vivirá en un país donde su lengua materna no sea oficial. En otras ocasiones, la minoría árabe-israelí, que en su mayoría son palestinos con nacionalidad israelí, ya habían denunciado la discriminación por parte de las instituciones oficiales.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar