Actualidad

Israel firma la muerte de la paz con Palestina con el anuncio de nuevos asentamientos

Benjamin Netanyahu anuncia la creación de nuevas viviendas para colonos judíos en Cisjordania por primera vez en 20 años

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu tomó este jueves una polémica decisión que podría arruinar cualquier intento de paz en Oriente Medio.

Por primera vez en dos décadas, Israel construirá un nuevo asentamiento judío en Cisjordania. “Hice la promesa de que estableceríamos un nuevo asentamiento. Vamos a cumplirla”, anunció Netanyahu ante la prensa en Jerusalén

El pasado 2 de febrero, las autoridades desalojaron el outpost (nombre con el que se conoce a las avanzadillas o asentamientos judíos no autorizados) de Amona, haciendo efectiva una sentencia pionera del Tribunal Supremo de Israel. Cuando esto sucedió, el primer ministro israelí prometió a los colonos que construiría un nuevo asentamiento para los judios desalojados.

El nuevo asentamiento se construirá cerca de Shiloh, a las afueras de la ciudad palestina de Ramllah, en Cisjordania, y será el primero en construirse en más de dos décadas.

Desde 1999, el Gobierno hebreo no autoriza las construcción de nuevas colonias en territorio palestino, aunque no ha dejado de incentivar la expansión de las colonias ya existentes y no ha puesto impedimentos a la creación de outpost como el de Amona. Además, el gobierno israelí dio luz verde recientemente en el Parlamento a un proyecto de ley para legalizar con carácter retroactivo colonias no autorizadas.

Se calcula que actualmente hay más de 200.000 colonos en Jerusalén Este, 400.000 colonos en urbanizaciones de Cisjordania y unos 3.000 colonos en outpost no autorizados.

El nuevo asentamiento se construirá cerca de Shiloh, a las afueras de la ciudad palestina de Ramllah, en Cisjordania, y será el primero en construirse en más de dos décadas.

Con la decisión del gobierno israelí de construir nuevas colonias se teme que el proceso de paz, estancado desde hace más de tres años, sea aún más difícil. Porque la promesa de Netanyahu ha sido vista por muchos como una provocación abierta contra el diálogo de paz entre Palestina e Israel.

“El anuncio de hoy demuestra una vez más que Israel está más comprometida a apaciguar a su población de colonos ilegales que a acatar los requisitos de estabilidad y una paz justa”, declaró Hanan Ashrawi, miembro del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en un comunicado. 

Incluso Estados Unidos, principal aliado israelí, no parece que vaya a estar muy de acuerdo con la medida. Cuando Donald Trump llegó a la Casa Blanca, los judios más nacionalistas se frotaron las manos creyendo que el nuevo presidente republicano iba a ser beneficioso para sus intereses. Sin embargo, Trump parece querer convertirse en el padrino del proceso de paz entre Palestina e Israel y reactivar las conversaciones entre los dos estados.

Por ello, el estadounidense ha pedido en varias ocasiones contención al gobierno de Israel en la creación de asentamientos. La última, unas semanas antes de la reunión que Netanyahu y Trump mantuvieron en la Casa Blanca el mes pasado. “Si bien no creemos que la existencia de asentamientos sea un impedimento para la paz, la construcción de nuevos asentamientos o la expansión de los asentamientos existentes más allá de sus fronteras actuales pueden no ser útiles en la consecución de ese objetivo”, decía el comunicado de la Casa Blanca.

“El anuncio de hoy demuestra una vez más que Israel está más comprometida a apaciguar a su población de colonos ilegales que a acatar los requisitos de estabilidad y una paz justa”,

Además la construcción de nuevos asentamientos en territorio ocupado se considera ilegal por parte de la comunidad internacional y uno de los principales obstáculos para el proceso de paz. En diciembre, la ONU reiteró su postura a través de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad que declaraba ilegítimos los asentamientos.

Irónicamente, la decisión que acaba de tomar Netanyahu ha coincidido con el Día de la Tierra Palestina, fecha que conmemora el aniversario del asesinato de seis manifestantes por parte del Ejército israelí cuando protestaban en 1976 por la apropiación de sus territorios. Porque como advirtió en su comunicado Hanan Ashrawi: "las políticas de Israel no han cambiado desde entonces. Netanyahu y su Gobierno de coalición extremista y racista persisten en la colonización, el apartheid y la limpieza étnica”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar