Actualidad

Irlanda despenalizará la posesión de pequeñas cantidades de droga

Y eso incluye cocaína, heroína y cannabis, siempre para uso personal

A partir del año que viene, las personas con adicción a las drogas de Irlanda podrán usar salas de consumo bajo supervisión médica en Dublín. Más adelante, le seguirán ciudades como Cork, Galway y Limerick, según ha anunciado el ministro del Estado para Nuevas Comunidades, Cultura e Igualdad, Aodhan Ó Ríordáin.

Ó Ríordáin ha hecho un cambio sustancial en su discurso. Antes, el Partido Laborista promovía la "intervención temprana y el apoyo a los jóvenes". Ahora, en cambio, planea despenalizar la posesión de pequeñas cantidades de sustancias como la cocaína, la heroína y el cannabis.

  "Soy de la opinión de que es necesario que haya un cambio cultural importante en la forma en que enfocamos el abuso de sustancias, si queremos romper con este ciclo y hacer algo serio frente a la adicción a las drogas y al alcohol", explicó Ó Ríordáin al Irish Times.

Tratamiento profesional

Las salas serán "ambientes clínicamente controlados" que evitarán que los adictos —incluidas las personas sin hogar— consuman en la calle, reduciendo los riesgos para ellos y los demás.

Cuando la primera sala de consumo en Dublín se haya puesto en marcha y se pueda analizar su funcionamento, se estudiará la posibilidad de abrir más salas en otras ciudades en función de las necesidades de cada población, porque "cada ciudad es distinta y tiene diferentes necesidades", según dijo Ó Ríordáin.

Despenalizar el consumo de drogas

El ministro va a pedir la despenalización del consumo de drogas en la salud pública y por motivos de derechos humanos, según indica un informe filtrado por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Ó Ríordáin dice querer eliminar el estigma social que conlleva la drogadicción y que la clave es evitar que aquellos que están atrapados en la adicción terminen con condenas penales. La vergüenza que domina el discurso en torno al consumo de drogas "interrumpe la capacidad de las familias y los individuos para buscar ayuda", según Ó Ríordáin.

 

La sociedad tiene que ver que la sustancia es ilegal, pero que la persona no es un criminal por tomársela

Seguirá siendo un delito vender droga y distribuir las ganancias, pero no será un crimen ser usuario o padecer una adicción. "Este será un debate más amplio para el próximo gobierno, pero tiene que quedar claro lo que significa esta despenalización. No es sobre la droga, es sobre la persona. La sociedad tiene que ver que la sustancia es ilegal, pero que la persona no es un criminal por tomársela", dijo Ó Ríordain.

Y concluyó: "Por encima de todo, debemos centrarnos en la personas y enfocarlas al tratamiento y la rehabilitación, basándonos en un proceso continuo de atención".

 

No es sobre la droga, es sobre la persona

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar