PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Si fuera por Internet, las elecciones francesas tendrían un vencedor clarísimo

H

 

3 cosas que aprendimos vigilando las redes sociales de los candidatos

Antonio J. Rodríguez

28 Marzo 2017 06:00

*Datos facilitados por Social Elephants.


La presencia de un partido o candidato en Internet no tiene por qué ser ni mucho menos definitoria de lo que luego ocurrirá en las urnas, pero la historia reciente ofrece casos interesantes. Un antecedente curioso es el español: mientras el año pasado una parte de los partidos se afanaban en sus campañas en Twitter, el Partido Popular centró sus esfuerzos en Facebook, donde trabajó con la agencia que llegó a cabo las campañas de Obama, Macri y Renzi. Venció. En Estados Unidos, mientras los sondeos daban una victoria más o menos clara a Hillary Clinton, en Internet la conversación era liderada por Trump, quien finalmente ganó las elecciones. Lo que sigue es un vistazo rápido al estado de la campaña electoral francesa en las redes sociales.

1. ¿Quiénes son los partidos y candidatos más seguidos y quién domina la conversación?

Con datos recogidos entre el 22 de febrero al 25 de marzo, Marine Le Pen aparece como la candidata más seguida de largo, con 1,27 millones de fans. El segundo candidato que más entusiasmo despierta es Jean-Luc Mélenchon, apenas sin opciones de pasar a la segunda ronda. Si hablamos de partidos, el Frente Nacional vuelve a tener una mayoría arrolladora: suma más 451.000 seguidores y cuenta con el 46,6% de share of voice —término con el que se conoce el nivel de participación en un canal o, lo que es lo mismo, el porcentaje de conversación acumulado—. Tanto Le Pen como su partido son los dos nombres alrededor de los cuales se ordena el diálogo en Facebook.


 





Atendiendo Google Trends Francia, la tendencia es la misma: en los últimos tres meses, Le Pen atrae más búsquedas que su rival más inmediato:



Y lo hace, además, en toda Francia:




2. 20-N: la lección del primer debate presidencial


El siguiente gráfico muestra el número de likes que las páginas de los diferentes partidos han recibido en el último mes. Especial atención merece el pico que el Frente Nacional experimenta los días 20 y 21 de marzo:



La fecha no es baladí: se trata del primer debate televisado entre los 5 candidatos. Aunque buena parte de los medios convino en que no hubo un claro ganador, el Frente Nacional se ocupó de amplificar bien el discurso de su candidata en redes: mientras el debate tenía lugar, el FN desplegó una estrategia en redes consistente en exponer a tiempo real, y con una presentación favorable a sus principios, los mejores momentos de Le Pen. Sirva de ejemplo el siguiente vídeo, en que la aspirante al Elíseo habla de suspender las ayudas sociales a familias con menores conflictivos:


3. ¿Qué está pasando en Twitter?

Si echamos un vistazo a Twitter, la tendencia se mantiene: Marine Le Pen y el Frente Nacional son las cuentas que, en líneas generales, más seguidores, retuits y share of voice suman, solo superados en cuanto a followers por Los Republicanos.



  

 

 

En cuanto a falsos seguidores se refiere, a herramienta twitteraudit valora como reales un 69% de los seguidores de Le Pen y solo un 59% de los seguidores de su partido. Los Republicanos no andan lejos: solo un 56% de sus seguidores son reales, frente al 69% de su líder, François Fillon. El candidato Emmanuel Macron ronda una cifra similar: 64%, y Melénchon se confirma como el candidato cuyo perfil se percibe como menos adulterado, con un 80% de seguidores reales.


Corolario: ¿otra historia más de los medios contra la ciudadanía?


Les Inrocks le dedicaba recientemente una historia a la intensa relación entre los medios de comunicación y el candidato de En Marche!, el favorito de sitios como L’Express, L’Obs o Paris Match.






Sin embargo, los sondeos confirman cualquier cosa menos un gran entusiasmo hacia el rival de Le Pen: en un estudio publicado esta misma semana, solo el 55% de los votantes que apoyan a Macron consideran su voto como definitivo (frente al 82% que afirma con convicción que votará a Le Pen). Si de razones hablamos, solo el 42% de votantes que apoya a En Marche! lo hace por sus propuestas políticas y hasta el 29% lo elige por tratarse del candidato “menos malo”.?

Vale ?que todo el mundo conviene en la dificultad con que Le Pen se encontrará para pasar la segunda ronda, pero las cifras presentes alertan de un mensaje repetido en ciertos acontecimientos electorales recientes: cuidado con los candidatos-burbuja.


share