PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Indonesia crea un cuerpo de policía solo para perseguir a la comunidad LGTBI

H

 

Este martes una pareja gay recibió 86 latigazos en público por haber mantenido relaciones sexuales

Sara Pérez

25 Mayo 2017 13:38

Indonesia es uno de los peores países para la comunidad LGTBI. Son perseguidos, castigados e incluso reciben latigazos en público si tienen relaciones sexuales, lo que supone un grave retroceso en de los Derechos Humanos en el país.

Ahora, las autoridades del país han decidido crear un cuerpo de Policía especial para que persiga a lesbianas, homosexuales, bisexuales y transexuales. La decisión ha aumentado la preocupación de la comunidad en el país con más musulmanes del mundo. Yuli Rustianawati, una activista LGBT en Indonesia, señaló este martes a Reuters que "la policía tiene un mandato para cumplir con la ley", pero "no son la policía moral".

La creación del nuevo cuerpo de agentes, que ha sido confirmado por el jefe de Policía de Java Occidental Anton Charliyan, se ha dado a raíz de una serie de hechos que han sucedido a lo largo de esta semana. Este lunes, las autoridades del país arrestaron a 141 hombres en una redada en una sauna en Yakarta porque supuestamente celebraban una fiesta gay. Después 126 fueron puestos en libertad por falta de pruebas. Días después, propinaron 86 latigazos a una pareja homosexual por haber tenido relaciones sexuales.

El mismo Charliyan, que ha declarado la guerra al adulterio y a los homosexuales, dijo a los reporteros que la comunidad LGTBI sufría una "enfermedad de cuerpo y alma".

"Espero que no haya seguidores en Java Occidental del estilo o tradición gay o LGBT. Si alguno los sigue, ellos tendrán que verse de cara con la ley y con fuertes sanciones sociales. No serán aceptados en la sociedad", recalcó Charliyan.

El castigo a la pareja fue delante de una mezquita en la provincia semiautónoma de Aceh, la única región de Indonesia que permite tener leyes paralelas con una interpretación de base religiosa. Con excepción de Aceh, la homosexualidad está permitida, pero en realidad está perseguida y discriminada en todo el país.

La intolerancia hacia la comunidad LGTBI en Indonesia se ha extendido de tal modo, que el 93% de la población no acepta la unión entre parejas del mismo sexo. Desde 2016, se han multiplicado los comentarios homófobos no solo por parte de ciudadanos, sino también por parte de ministros y funcionarios del Gobierno, según un informe de Humans Rights Watch.

share