Actualidad

El triste motivo por el que estos oficinistas indios se ven obligados a trabajar con casco

Estos empleados del Gobierno tienen que llevar casco... a pesar de trabajar en una oficina

Trabajar con un casco de moto puesto puede parecer el resultado de una apuesta perdida, de un reto o de una broma. Quizá hasta podríamos pensar que estos empleados del gobierno indio disfrutan tanto conduciendo sus motos que no se quitan el casco ni en la oficina.

Sin embargo, valerse de este accesorio para trabajar responde a un motivo de seguridad personal.

Las instalaciones de este departamento gubernamental indio, ubicado en Bihar (al este del país), se encuentran en unas condiciones deplorables. Los trabajadores sostienen que el yeso del techo se cae a pedazos y que, cuando llueve, terminan empapados. Así todo no es de extrañar que más de una vez hayan tenido algún pequeño susto.

La constructora ya ha salido en su defensa y ha explicado que, efectivamente, el edificio no cumple los requisitos necesarios para que se puede utilizar.

¿Qué ha hecho el Gobierno de India al respecto? Nada.

Las autoridades locales no han encontrado otras oficinas mejores y los trabajadores tienen que seguir trabajando en un edificio casi en ruinas, poniendo su vida en peligro.

“El edificio es muy viejo. El techo se puede venir abajo cualquier día. Como no nos podemos ausentar de nuestro trabajo, hemos decidido venir aquí con cascos”, han explicado dos trabajadores a un medio local.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar