Actualidad

Implacable carta abierta de Julian Assange al actor Benedict Cumberbatch

El líder de WikiLeaks deja muy clara su opinión en un texto público en respuesta a los esfuerzos del actor para ponerse en contacto con él

Julian Assange ha hecho pública su carta a Benedict Cumberbatch, el actor que interpreta su personaje en la película inspirada en WikiLeaks, “The Fifth State”. Esta carta fue enviada a Cumberbatch de forma privada el pasado 15 de enero, tras la tentativa de contacto que emprendió el interprete, y ahora por fin se ha hecho pública en la página oficial de WikiLeaks.

El comunicado de Assange se desarrolla en su ya habitual tono suficiente y sarcástico, estableciendo un falso velo de intimidad y complicidad entre ambos implicados y concluyendo que el trabajo del actor es significante y puede resultar perjudicial creando una imagen poco realista de los hechos ocurridos en realidad. Desde luego, Assange se muestra de cualquier manera menos colaborativo y cordial, y no sin razón. Aquí os dejamos leer la polémica misiva al completo:

Querido Benedict,

Gracias por intentar contactarme. Es el primer acercamiento por parte de alguien de la productora Dreamwork hacía mí o WikiLeaks.

Mis asistentes me comunicaron tu petición, y le he dado muchas vueltas y he examinado tus trabajos previos, a lo que soy muy aficionado.

Creo que será un placer conocerte.

El vínculo que se establece entre un actor y el sujeto vivo es significante.

Si la película llega a distribuirse nosotros estaremos correlacionados en la imaginación del público.

Nuestros caminos se entrelazarán para siempre. Cada uno de nosotros dará pie a comentar sobre el otro por muchos años y los demás van a comparar nuestros personajes y trayectorias.

Pero debo hablar de manera directa.

Espero que te tomes tal franqueza como una señal de respeto, no de falta de amabilidad.

Creo que eres una buena persona, pero no considero que esta película sea una buena película.

No creo que sea positivo para mí ni para las personas de las que me preocupo.

Creo que será abrumadoramente negativa para mí y las personas de las que me preocupo.

Está basada en un libro engañoso escrito por alguien que busca una venganza en contra de mí y de mi organización.

En otras circunstancias esta venganza podría haber desaparecido, pero nuestro conflicto con el gobierno de los Estados Unidos y la prensa establecida han creado una expectación y una puesta en el mercado –poderosa, sino impopular- para las obras y observaciones perjudiciales para nosotros.

Hay miles de libros positivos sobre WikiLeaks, pero Dreamworks ha decidido basar su guión en solamente el más tóxico. Tan tóxico es este primer libro seleccionado por Dreamworks que ha sido distribuido en las bases militares de los Estados Unidos como un mecanismo para desalentar el personal militar de comunicarse con nosotros. Es de conocimiento público que su autor está relacionado con la productora Dreamworks.

Dreamworks ha basado la producción entera en los dos libros más desacreditadores del mercado.

Sé que la película intenta representarme a mí y a mi trabajo bajo una luz negativa.

Creo que va a distorsionar los acontecimientos y restar la comprensión del público.

No busca simplificar, clarificar o destilar verdad, sino que trata de enterrarla.

Va a resucitar y amplificar historias difamatorias que están lejos de ser ciertas.

Mi organización y yo somos el blanco de políticas adversarias del gobierno de los Estados Unidos y sus más próximos aliados.

El gobierno de los Estados Unidos ha comprometido casi todos los instrumentos de su justicia y su sistema de inteligencia para perseguir –según sus propias palabras– con una investigación de “todo el gobierno” de “una escala y naturaleza sin precedentes” a WikiLeaks y someterla a sus leyes de espionaje draconianas. Nuestras supuestas fuentes se están enfrentando a pasar toda una vida en el sistema penitenciario de EE.UU. Dos ya están allí. Otra está detenida en Suecia.

El largometraje es el formador más poderoso e insidioso en la opinión pública, porque vuela bajo el radar de la exclusión consciente.

La película va a sepultar buenas personas que están haciendo un buen trabajo, en el mismo momento en que el estado se lanza sobre sus cabezas.

Se va a ahogar la versión verídica de los hechos, en un momento en que la verdad es lo que se demanda en gran parte.

Como justificación se va a apelar a que se trata de una ficción, pero no es una ficción. Es una verdad distorsionada sobre personas vivas luchando contra oponentes titánicos. Es un trabajo de oportunismo político, influencia, venganza y, por encima de todo, cobardía.

Se trata de dirigir la parte oculta de nuestro trabajo, nuestra reputación y nuestras luchas.

Muchas distorsiones de la película refuerzan lo que la fiscalía va a discutir. Ha argumentado. Está discutiendo. En mi caso, y en el de los demás. Estos casos van a continuar durante años.

El estudio que está produciendo el largometraje no es un partido vulnerable o débil.

Los derechos de libertad de expresión Dreamworks no están en peligro –como sí están los nuestros.

Dreamworks es una organización muy rica, que tiene vínculos con los poderosos intereses del gobierno de los Estados Unidos.

Por tanto, debo cuestionar las decisiones y los motivos que hay detrás: el oportunismo, los temores y la mundanidad; las reglas no escritas de la financiación y distribución de películas en los Estados Unidos, el encogerse en vez de hacer algo útil y valiente.

Creo que eres una persona decente, que naturalmente no desearía dañar a las buenas personas en situaciones extremas.

---

Vas a ser utilizado, como un asesino a sueldo, para asumir la apariencia de la verdad con el objetivo de asesinarla. Para presentarme como alguien comprometido moralmente y ponerme en una historia falsificada. Para crear una obra, no una ficción, pero si una verdad degradada.

No porque tú lo quieras, por supuesto que no, pero porque, al final, tú eres un actor trabajando que está siendo pagado para seguir el guión, no importa cuán corrompido esté.

Tus habilidades juegan en las manos de personas que están allí para quitarnos a mí y a WikiLeaks del mundo.

Creo que deberías considerar tu participación en esta empresa.

Considera las consecuencias de tu cooperación con un proyecto que maldice y margina un refugiado político al estar a favor de un estado arraigado, corrupto y peligroso.

Considera las consecuencias de las personas que van a caer en desgracia debido a la película.

Muchos lucharán contra la historia que se plantea de esta manera. Se trata de una historia colectiva ahora, con la participación de millones de personas, ya que millones de personas han abierto los ojos como resultado de nuestro trabajo y los intentos de destruirnos.

Confío en que eres bienintencionado pero seguramente puedes ver que es una mala idea para mí esa de encontrarme contigo.

Al quedar contigo, validaría esta horrible película, y aprobaría el talento, aunque corrompido, de la actuación que el guión te obligará a dar.

No puedo permitir que esta película reivindique alguna pretensión de autenticidad o veracidad. Con su forma actual no la tiene, y con ello se contribuirá a la campaña en mi contra.

Es contraria a mis intereses, y a los de toda mi organización, y te agradezco tu oferta, y estoy convencido que es un genuino intento tuyo, pero debo, con una pena inexpresable, rechazarla.

Julian Assange

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar