Actualidad

“La Iglesia ha permitido durante siglos que miles de niños fueran violados”

Declara uno de los asesores del Papa por varios casos de abusos sucedidos en Australia

Uno de los máximos asesores del Papa Francisco ha admitido que la Iglesia católica ha cometido "enormes errores" permitiendo que miles de niños hayan sido violados por sacerdotes a lo largo de los siglos.

El cardenal australiano George Pell ha declarado sobre abusos ocurridos en Australia durante cuatro horas de videollamada que ha conectando Sydney y Roma.

En la primera fila de la sala, dos docenas de sobrevivientes de los abusos y sus acompañantes han asistido al testimonio de Pell, en lo que ha sido una importante escenificación de la responsabilidad de la iglesia en la larga lista de abusos.

El principal abogado de la comisión, Gail Furness, preguntó a Pell sobre los esfuerzos actuales que el Vaticano está realizando para hacer frente al escándalo de los abusos así como sobre el pasado de Pell mientras era sacerdote, educador y asesor del ex obispo de la ciudad de Ballarat, Ronald Mulkearns.

No estoy aquí para defender lo indefendible. La iglesia ha cometido enormes errores al permitir que miles de niños hayan sido violados

"No estoy aquí para defender lo indefendible. La Iglesia ha cometido enormes errores y está trabajando para remediarlos", ha afirmado Pell al comienzo de la declaración.

"La iglesia ha estropeado las cosas, ha abandonado a la gente y durante mucho tiempo ha desestimado las acusaciones de abusos creíbles en circunstancias absolutamente escandalosas", ha declarado Pell.

El cardenal ha dicho que la forma en la que Mulkearns ha manejado el caso de Gerald Ridsdale, el sacerdote pedófilo más conocido de Australia, ha sido "una catástrofe para la Iglesia".

Pell también ha admitido que él mismo cometió errores al creer más en la versión de los sacerdotes que en la de las víctimas que alegaban abusos.

"Debo decir que en esos días, si un sacerdote negaba los abusos, yo estaba más inclinado a creer en la negación", ha declarado.

Estamos aquí para buscar la verdad. Estamos aquí para curar a nuestra ciudad

Ballarat, una ciudad profundamente católica del estado australiano de Victoria, quedó devastada cuando se empezaron a conocer los casos de abusos pedófilos, después de que un gran número de víctimas se suicidaran.

David Ridsdale, que había sido víctima de los abusos cometidos por su tío Gerald, ha presenciado la admisión de los errores de Pell sin impresionarse y ha declarado que los sobrevivientes esperan que Pell se levante y admita la responsabilidad en nombre de la Iglesia.

"Estamos aquí para buscar la verdad. Estamos aquí para curar a nuestra ciudad", declaró Ridsdale. "Tenemos la tasa de suicidios entre hombres más alta de Australia. Tenemos problemas de alcoholismo y de violencia. Y todo eso surge de aquellos abusos".

Pell ha tenido que declarar sobre el caso del mayor sacerdote pedófilo de la ciudad, Gerald Ridsdale, que fue condenado por haber abusado de un total de 54 niños.

También se le ha preguntado sobre Edward Dowlan, profesor de un colegio religioso, que fue condenado por haber abusado de 20 niños, y sobre Leo Fitzgerald, otro Hermano Cristiano, acusado de pedofilia por nadar desnudo con niños y por besarles.

Pell declaró que no tenía constancia ni sospechas de que todos estos miembros de la iglesia fueran unos pervertidos.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar