Actualidad

ISIS: los yihadistas 2.0 más poderosos del mundo

Tras la devastación y el caos generados por la ocupación de EEUU en Irak, todo sigue a peor en la zona; ISIS es la prueba de ello

“Todos estábamos asombrados, también los estadounidenses. Ninguno de nosotros conocía la mayor parte de esta información”, declaró un alto funcionario de la inteligencia iraquí a The Guardian tras comprobar el contenido de 160 tarjetas de memoria de un informante infiltrado que habían interrogado horas antes, y que yacía muerto en su escondite de Mosul. “Nos dijo: Mosul será un infierno de esta semana”.

El vaticinio se hizo realidad. El ISIS (Estado Islámico de Iraq y Siria) difundió este fin de semana imágenes de la supuesta ejecución de 1.700 soldados chiíes del ejército iraquí, y hace escasas horas una noticia relacionada encabeza todos los noticieros españoles: ocho personas han sido detenidas en Madrid por captar voluntarios para esta milicia.

ISIS

El ISIS tiene su origen en Irak, tras la llegada del ejército estadounidense en 2003, pero se hizo fuerte en la guerra de Siria y probablemente hoy en día sea la organización terrorista más rica del planeta. Tras la conquista de Mosul, en Irak, dispone de 430 millones de dólares pertenecientes al banco central. Pero es la financiación de Arabia Saudí (un aliado militar de Estados Unidos) quien la situía por encima de Al Qaeda, con la que se relacionaron al principio pero de la que ahora se desmacran por considerarla débil en sus principios de la guerra santa.

Los miembros del ISIS quieren regresar a los días gloriosos del califato, y ya han implantado su propia interpretación del Corán en Mosul, Tikrit y Kirkuk, donde está prohibido el alcohol, los cigarrillos y el consumo de drogas. También reunirse. Hay que rezar cinco veces al día, los robos serán penados con la amputación de la mano y las mujeres deben recluirse bajo sus ropas y quedarse, preferentemente, en casa. Los iraquíes chiíes ya temen lo que parece el siguiente paso de esta rápida y violenta incursión: Bagdad.

Terror 2.0.

ISIS

Las redes sociales han sido un instrumento indispensable de las revueltas árabes, pero también son una poderosa arma de difusión para grupos yihadistas como el ISIS, hasta el punto de que Internet forma parte, tanto como la artillería, del alijo necesario para su revolución. De hecho, el ISIS difundió las imágenes que muestran todos los medios a través de una cuenta de Twitter que ya ha sido bloqueda. Sin embargo, este vídeo de la toma de Mosul demuestra el protagonismo que los móviles tienen en los avances del grupo terrorista, y la importancia de la existencia de una comunidad difusora alrededor de sus acciones: todos quieren ser testigos de la historia, y comunicarla.

Los miembros del ISIS son particularmente radicales y activos en las redes sociales. Como ya hicieron desde Siria, también desde Irak llegan imágenes de ejecuciones públicas: se encargan de difundir regularmente vídeos de propaganda en la red, que van desde decapitaciones a crucifixiones. Además del uso de las redes para mostrar su poder y hacer proselitismo, utilizan Internet para comunicarse, organizarse y agrandar sus bases. Hace mucho que estas dejaron de circunscribirse al ámbito local y van más allá de comunidades migrantes en países occidentales.

A través de sus cuentas de Facebook y Twitter, los yihadistas ofrecen más motivos y más cercanía a aquellos que se interesan por su causa o sus métodos. El ISIS también rebloguea imágenes y memes de apoyo que les llegan desde todos los puntos del mundo, como estas de Bangladesh y Filipinas. Como auténticos community managers para un califato del siglo XXI, dan protagonismo y visibilidad a sus aliados y a todos los mensajes de apoyo. Y la bola crece.

Mientras tanto, las fuerzas occidentales se dan cabezazos para identificar los principales focos de recepción de esos mensajes, sobre todo porque un número creciente de europeos y estadounidenses son fans y followers de estas páginas y perfiles. Siendo Londres la capital a la cabeza y París en un segundo lugar, este análisis de Vocativ a una de las páginas con más seguidores precedió al cierre de la misma. El artículo revela que diversidad de fans de estas organizaciones está empezando a trasladarse a los campos de batalla: los combatientes en Siria procedían de 80 países distintos, incluidos Reino Unido, Francia, los Países Bajos y España.

Se calcula que hay entre 7.000 y 8.000 combatientes de ISIS en Irak y otros 5.000 en Siria. Entre ellos, numerosos extranjeros de Chechenia, Afganistán, Europa y Estados Unidos. Desde el final de la intervención occidental con motivo de unas armas de destrucción masiva que nunca fueron halladas (aquellas comandada por el imborrable trío de las Azores), la población iraquí no ha dejado de sufrir. Las matanzas entre las comunidades chií y suní han teñido de sangre inocente las calles de Bagdad y multitud de ciudades, mientras la estabilidad se ha trasladado al negocio de la reconstrucción y a las actividades de los ejércitos y fuerzas de seguridad privados. Así, el ISIS vuelve a su país de origen fortalecido y dispuesto a implantar su visión radical del Corán. Pero como la oposición siria ha experimentado recientemente, los yihadistas no sólo llegaron para combatir contra un enemigo común. También para quedarse e implantar su modo de vida.

ISIS

ISIS

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar