Actualidad

La SDF arrebata al ISIS la mitad de Raqqa, capital de su califato

Después de su fracaso en Mosul, la pérdida de Raqqa significaría un retroceso sin precedentes en su lucha por crear el autoproclamado Estado Islámico

El ISIS está perdiendo su último gran bastión en Siria. La alianza kurdo-árabe, llamada Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), ya ha conquistado la mitad de Raqqa en solo dos meses, según reveló a Newsweek el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (SOHR).

"Cincuenta días después del comienzo de la batalla de Raqqa las Fuerzas Democráticas Sirias controlan alrededor del 50% de la ciudad", explicó el director el grupo de observadores, Rami Abdelrahman. Esta premisa significa que la SDF, que cuenta con el apoyo aéreo de Estados Unidos, está avanzando aún más rápido que las fuerzas iraquíes, que este mes arrebataron Mosul al ISIS.

El grupo terrorista ocupó la ahora capital de su califato en enero de 2014 sembrando el terror con su brutal ley islámica. Azotó, violó, decapitó y ejecutó a opositores atemorizando a la población, que en ese momento era de unos 200.000 habitantes. Su prolongado asentamiento en el lugar le otorgó tiempo para preparar su defensa. Por ello, la SDF se ha visto obstaculizada por los francotiradores del ISIS, por sus coches bomba suicida y por otros artefactos explosivos. Pero aun así, después de más de tres años, la liberación de la ciudad está más cerca que nunca.

Sin embargo, para ello han tenido que pagar un precio. Grupos de derechos humanos y de observadores han expresado su preocupación por el incremento de de civiles muertos en la zona. Solo el miércoles, EEUU mató durante sus ataques aéreos a 29 civiles, entre los cuales había ocho niños, denunció al mismo rotativo SOHR (el observatorio sirio de derechos humanos). El ataque provocó que ahora el total de civiles fallecidos desde el inicio de la ofensiva de la SDF sea de 325.

La alianza kurdo-árabe, que opera bajo el paraguas de la milicia kurda YPG, tiene bajo su dominio gran parte del noreste de Siria. El ISIS sigue controlando las ciudades de Deir Ezzor y Mayadin y las fronteras ilegales dibujadas entre Siria e Irak.

Sin embargo, después de su fracaso en Mosul, la pérdida de Raqqa significaría un retroceso sin precedentes en su lucha por crear su autoproclamado Estado Islámico.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar