PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Human Rights Watch denuncia la brutalidad de la policía en Cataluña

H

 

La ONG insta al Gobierno español a investigar la violencia policial que que dejó 844 heridos el 1 de octubre

PlayGround

13 Octubre 2017 15:23

"Puede que la Policía tuviera a la ley de su parte para ejecutar una orden judicial, pero eso no le daba derecho a usar la violencia contra manifestantes pacíficos", explica el investigador de la ONG Human Rights en un texto publicado ayer en su página web.

El informe determina que la Policía actuó "de manera excesiva", ejerciendo una violencia desmesurada contra los ciudadanos que acudieron a votar el pasado domingo 1 de octubre en Cataluña. También ha criticado el uso de porras para golpear a la gente que demostró una actitud "pacífica". La organización humanitaria se desplazó hasta Cataluña para entrevistar a decenas de heridos y constatar si el uso de la fuerza fue escesivo.

Human Rights Watch habló con víctimas y testigos y revisó pruebas fotográficas y médicas, así como imágenes de vídeo, de la ciudad de Girona y dos municipios de las provincias de Girona y Barcelona. Su conclusión ha sido muy clara. Aseguran que la Policía utilizó de "forma excesiva" la violencia y pide al Gobierno español que abra una investigación para estudiar las denuncias remitidas por los agredidos.

"Dada la tensión actual entre las autoridades centrales y regionales y las preguntas complejas de jurisdicción, España debería considerar solicitar la asistencia de un organismo internacional independiente" mantiene la ONG. Hasta el 8 de octubre, 23 juzgados de Cataluña estaban examinando denuncias por mala conducta policial, uno de los cuales investigaba denuncias presentadas por 36 personas en relación a 17 lugares en Barcelona.

Por su parte, el Gobierno español mantiene que los agentes del orden actuaron "prudente, apropiada y proporcionadamente, con el objetivo de asegurar el cumplimiento de la ley y la protección de los derechos de todos los ciudadanos". Tan solo el Delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha sido el único representante que ha pedido disculpas por las cargas policiales.





share