Actualidad

Cumplido el sueño de Berta Cáceres: cancelan el proyecto contra el que dio su vida

La activista Berta Cáceres fue asesinada por defender los derechos de su comunidad. Ahora su lucha llega a su fin

La comunidad indígena lenca de Honduras y todos aquellos que recuerdan la figura de la activista medioambiental Berta Cáceres están de enhorabuena. El Banco Holandés de Desarrollo (FMO) y el Fondo Finlandés para la Cooperación Industrial (FINNFUND) han retirado su apoyo al proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, impulsado por la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA), propiedad de los hermanos Atala.

La retirada de fondos significa que l a polémica construcción de una presa en el río Gualcarque, situado en zonas indígenas lencas, nunca se llevará a cabo. Lo anunciaba  Agua Zarca al principio de esta semana en un comunicado: "Agua Zarca anuncia su decisión de suspender el proyecto hidroeléctrico" en un "gesto de buena voluntad que contribuirá a reducir la tensión y facilitar una solución en torno al futuro de esta iniciativa de energía limpia y renovable".

Desde hace tiempo, los indígenas y activistas hondureños luchaban contra la construcción de la presa liderados por la activista y premio Medioambiental Goldman, Berta Cáceres. En febrero de 2016, el el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas (COPINH) organizó una jornada de resistencia civil contra el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca que terminó con fuertes altercados entre los manifestantes y los vigilantes. Lo que iba a ser una protesta pacífica acabó con agresiones y amenazas a los activistas. Según los compañeros de COPINH de Berta Cáceres, esa resistencia fue lo que precipitó el asesinato de la activista en marzo del año pasado.

Tras conocer la noticia de la retirada de FMO y Finn Fund del proyecto, desde COPINH se muestran satisfechos por su victoria.  “[La retirada del proyecto] responde a las denuncias y lucha incansable contra el financiamiento de proyectos que abiertamente violan los derechos de las comunidades (indígenas) lencas y son impuestos y desarrollados mediante el asesinato de líderes y lideresas como Berta Cáceres y Tomás García", declaraban en un comunicado.

"Seguiremos haciendo una lucha permanente en defensa del sagrado Río Gualcarque y los derechos del pueblo lenca", advirtió la organización que muestra su temor a que el retiro “contemple la impunidad por los asesinatos”.

Pese a la victoria frente a la compañía, la herida de río Gualcarque aún sigue abierta y no cerrará hasta que no se esclarezca el asesinato de Berta Cáceres. La comunidad internacional exige justicia para la comunidad lenca en Honduras,  el Congreso de Estados Unidos impulsa la“Ley Berta Cáceres para la defensa de los derechos humanos en Honduras” y la familia de Berta Cáceres ha demandado una vez más el esclarecimiento definitivo y el castigo para todos aquellos autores del crimen que mató hace más de un año a la “Guardiana de los Ríos”.

 

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar