Actualidad

El rey de Holanda reconoce que lleva 21 años pilotando vuelos comerciales de incógnito

Asegura que la mayoría de la gente no suele reconocerle vestido con el uniforme de la aerolínea

oi oi

Ser rey no es fácil. Por ejemplo: hay que echarle imaginación para inventarse aficiones que los distingan del pueblo llano. En general, la norma es hacer lo que hacemos cualquiera de nosotros cuando queremos hacer un plan especial, pero hacerlo a lo grande.

¿Que tú para hacer algo diferente un finde decides irte a la bolera del centro comercial a derribar bolos con la familia? Pues el rey Juan Carlos se piraba a Botswana a derribar elefantes en peligro de extinción, porque Juanca es monarca, pero rebelde de corazón.

¿Que para celebrar el cumpleaños de tu prima Puri fuisteis todos a conducir unos karts a unos de esos circuitos de polígono industrial? Pues Guillermo, el rey de Holanda, cuando se aburre coge y se va un ratito a pilotar un avión, que a la gente de sangre azul la tierra a veces les sabe a poco.

Según rebeló el propio monarca holandés en una entrevista a un diario el pasado miércoles, durante 21 años ha estado compaginando sus quehaceres oficiales con un trabajillo como "piloto invitado" para la aerolínea holandesa KLM.

Guillermo, que dice haber puesto punto y final a dicha ocupación, ejercía este hobby un par de veces al mes, y siempre como copiloto. Según ha explicado el monarca de 50 años y padre de 3 hijos, es una afición que le permite dejar en tierra sus responsabilidades para con los 17 millones de ciudadanos holandeses y centrarse por completo en otra cosa. Aunque ya se sabía que Guillermo tenía formación como piloto profesional y que había llevado algún vuelo de pasajeros de KLM, nadie conocía la frecuencia con la que realizaba este tipo de vuelos.

"Tienes un avión, pasajeros y tripulación, y eres responsable de ellos. No puedes llevarte tus problemas de la tierra al cielo", explicó el monarca a Telegraph. "Puedes romper por completo y concentrarte en otra cosa. Para mí, esa es la parte más relajante de viajar".

Guillermo asegura que rara vez la gente le reconoce con el uniforme de piloto puesto. Como copiloto no tiene que dar su nombre, por la mayoría viajan sin saber que es el rey quien le está acercando a su destino. "Antes del 11 de septiembre la puerta de la cabina estaba abierta. La gente solía acercarse a mirar y les parecía una sorpresa agradable verme allí". segura que algunas personas sí que reconocen su voz cuando habla por megafonía, eso no es lo más habitual, "la mayoría de gente ni si quiera está escuchando".

[Vía The Guardian]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar