Actualidad

Hip-hop, peleas y sexo: así se creó la página de vídeos más controvertida de Internet

'WorldStarHipHop' atrae millones de usuarios a diario mostrando la cara menos amable de la América negra

Hubo un tiempo en que Lee “Q” O'Denat tuvo que revender los videojuegos de su hijo para poder comprar comida. Hoy, lleva gafas de diseño, pendientes de diamante, cadenas de oro y un Rolex. Vive en Arizona, pero se mueve constantemente entre Miami, Nueva York y Los Angeles, donde se aloja en los mejores hoteles de la ciudad. Podría parecer la biografía de un rapero. Pero este grandullón de sonrisa amable no es rapero. Simplemente, postea vídeos de raperos.

Q es el fundador de WorldStarHipHop , una de las páginas más visitadas del mundo. Y también una de las más controvertidas. Además de vídeos musicales, la página postea a diario vídeos de violencia extrema (el asesinato de un estudiante de 16 años de Chicago en 2009, por ejemplo) y de contenido sexual. Algunos la llaman un “página de shock”, pero Q prefiere referirse a ella como la “CNN del gueto”.

Mixtapes y sexo

Nacido en Hollis, Queens (NY), y criado por una madre soltera, Q tuvo que buscarse la vida desde muy pronto. Empezó distribuyendo mixtapes de DJ Whoo Kid, un conocido DJ de hip-hop al que conocía desde la infancia, a principios de la década pasada. Cansado de que las tiendas no le hicieran caso, decidió buscarse su espacio en Internet. Por entonces, prácticamente no existía ninguna web dedicada a la venta de mixtapes online. Pasó ocho meses estudiando cómo crear una página de mixtapes y lanzó NYCFatMixtapes.com, una web íntegramente dedicada a las mixtapes de su amigo.

La página despegó y, con ella, la carrera de Whoo Kid. Q también se encargaba de la contratación del DJ, y solía acompañarle de gira. En consecuencia, cada vez estaba menos en casa y no podía mandar los CDs que los clientes compraban en la página. Fue entonces cuando tuvo la idea de crear una página en la que la gente pudiera descargarse directamente las mixtapes, eliminando la necesidad de mandar una copia física. En 2005 descubrió como llevarlo a la práctica y lanzó WorldStarHipHop.

Desde el principio, la web fue algo más que una página de mixtapes: también contenía vídeos porno. “La mayoría de este tipo de páginas era aburrida, no mostraban la verdadera realidad del hip-hop. Sabes, el hip-hop es blasfemia, chicas y peleas. Esta es la razón por la que esta cultura es amada alrededor del mundo: es real. Y quería que la página fuese igual de real”, decía recientemente Q a Gawker.

Los vídeos sexuales no eran los únicos que subía la página. También difundía vídeos sobre artistas de hip-hop fuera de los circuitos habituales. Q compraba DVDs que solo se encontraban en los barrios negros, recortaba las mejores partes de las entrevistas, normalmente dos o tres minutos, y lo subía a su página. A la gente le encantó. “Enseñábamos las entrevistas reales, no las que se veían en BET o la MTV, no estaban censuradas: mostrábamos a los artistas tal y como eran, en su autobús de gira, con chicas, diciendo tacos y peleándose: era todo locura. Decidimos seguir en esa dirección”, decía en la misma entrevista.

El hacker que le cambió la vida

En 2007 un hacker hizo caer la página durante varios meses. Sin saberlo, ese fue el punto de inflexión que cambiaría la vida de Q para siempre. Unos meses antes, Google había comprado YouTube, lo que Q interpretó como una señal de que los tiempos estaban cambiando. “Cuando YouTube firmó con Google, me di cuenta que eso era el futuro. Sabía que con el auge de los móviles con cámara todo el mundo podía convertirse en un cámara, en un director”, decía a MartketPlace.org. En enero de 2008 WorldStar volvió a la red. Pero lo hizo de forma distinta: se había convertido en un agregador de vídeos.

Poco después de la reapertura de la página, el poderoso DJ Khaled les cedió la exclusiva del estreno del vídeo del Cash Flow de Ace Hood. Ese estreno fue clave para que el público se diera cuenta de que la página que iba más allá de los vídeos alocados. Tras ese estreno, llegaron otros. Los sellos se dieron cuenta que el tráfico de la página crecía a pasos agigantados, y Q empezó a sacarle partido vendiéndoles banners. Pero no todos los anunciantes fueron fáciles de convencer. De hecho, la página no empezó a generar beneficios hasta 2009.

El negocio

Gran parte del crecimiento de la página debía atribuirse a los impactantes vídeos que hospedaba. Imágenes grabadas con teléfonos móviles que captaban escenas de violencia callejera que atraían a los visitantes —el vídeo de un conductor de autobús de Cleveland pegando a una pasajera acumula 19 millones de visionados— pero que asustaban a los grandes anunciantes. “Eramos un riesgo. Teníamos a chicas en tanga y peleas. No fue hasta más tarde que se decidieron que la página era demasiado grande como para ignorarla. Se dieron cuenta que tenían que trabajar con nosotros, a pesar de todo”, decía Q a MarketPlace.org.

Q no da cifras exactas sobre lo que ingresa WorldStar cada año, pero sí explica que la página tiene entre 4 y 6 millones de visitas al día. Unos números que, ahora ya sí, atraen a grandes anunciantes —Fiber One, Walmart y Bloomingdales, entre otros— y, sobre todo, a raperos y sus sellos, que quieren que sus vídeos lleguen a millones de espectadores. Q afirma que la mayor parte de sus ingresos proviene de los sellos, ya sea a través de videoclips patrocinados o de la publicidad. En cierto modo, todo el dinero que años atrás engordaba revistas como The Source ahora va a su bolsillo.

Los raperos pueden llegar a pagar 3.000 euros al día para que su vídeo sea posteado en lo más alto del sello, o unos 550 por un post en la parte inferior de la web: solo los artistas establecidos pueden colgar sus vídeos de forma gratuita. Para Q, la inversión se amortiza rápidamente: “¿Qué otra página da la oportunidad a estos artistas desconocidos de poder ser escuchados y vistos por tanta gente?”, decía a LA Weekly.

La polémica

La naturaleza del contenido que aloja WorldStar la ha convertido en una de las páginas más controvertidas de la red. Debido a que la mayoría de los protagonistas de los vídeos de WorldStar son afroamericanos, los críticos acusan a Q de perpetuar los peores estereotipos de la vida de estas comunidades en las ciudades. Hace un año, la organización de “conciencia internacional del hip-hop” Universal Zulu Nation escribió una carta abierta a Q en la que acusaba a la página de ser “una fuerza contra la cultura del hip-hop”.

La profesora de Estudios Africanos de la Universidad de Brown, Tricia Rose, explicó a MarketPlace.org que la página contribuía al permanente “descarrilamiento” de las comunidades afroamericanas: “Este tipo de imágenes y percepciones de los jóvenes afroamericanos son provechosas económicamente, así que la industria les presta atención y quiere a más gente que exhiba esta manera de ser, para ganar más dinero. WorldStar muestra estos comportamientos para lograr más usuarios, y la industria se fija en WorldStar”.

Q se defiende afirmando que simplemente muestran la realidad. “Mostramos cosas que son inspiradoras, pero que también están mal. Pero así es como son las noticias. La CNN y Fox News hacen lo mismo. Forma parte de nuestra historia, de nuestra cultura. T oda cultura tiene su lado oscuro. La gente quiere ver este lado chungo y luego culparnos a nosotros por mostrarlo, pero, ¿qué hay de la gente que lo hace? ¿por qué clican en ello? Es como ver porno en la tele. El mando está en tu mano. Es una opción que todos tenemos. No puedes señalar a nadie. Es tu placer culpable. Señálate a ti mismo”, argumenta.

En cierto modo, la obsesión de Q con la “realidad” conecta con la autenticidad que convirtió al hip-hop primigenio en una fuerza imparable. Desde su punto de vista, la labor de WorldStar es dar cobertura a aquellas comunidades ignoradas por los medios de comunicación masivos. Por otra parte, muchos de los vídeos que se pueden encontrar en la página también están en YouTube. Y a nadie parece importarle. Es por ello por lo que, quizá, el problema no sea que su web inunde Internet de contenido inadecuado. A lo mejor el verdadero problema es que sea uno de los suyos, un chico negro del gueto, el que, por una vez, esté sacando partido mediático de la cara menos amable de la América negra.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar