PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Hicieron el viaje espiritual de sus vidas a lomos de un skate

H

 

Sebastian Linda dirige "The Journey of The Beasts", un espectacular viaje iniciático sobre una tabla a través del sudeste asiático

Natxo Medina

07 Agosto 2014 15:17

"Puf, otro video de skate", piensa uno cuando se pone frente a "The Journey of The Beasts" y empieza a ver las fotos de promo y la sinópsis. Unos tipos alemanes que se van de viaje a dar tumbos con sus tablas y molar los que más. Fotografía preciosista y cámaras lentas por doquier. Nada que no hayamos visto ya cientos de veces... Pero entonces pulsas play y todo cambia. El montaje es dinámico y preciso, los personajes atractivos, y el trabajo de sonido está por encima de la media. La historia nos atrapa. De pronto, sin saber cómo, nos hemos embarcado en un viaje sin retorno a la otra punta del mundo, sobre una tabla de skate.

El truco de la película, además de su excelente factura, de los paisajes y de sus alucinantes trucos de cámara y coreografías, está sobre todo en su interés por las personas que la protagonizan. Aquí no te están vendiendo motos ni marcas: esta es realmente una película sobre un grupo de skaters alemanes. Chicos que hablan sobre su experiencia, sobre su relación personal con el skate y sobre qué significó para ellos llegar a rincones perdidos del mundo y poder patinar sin descanso. La gente que conocieron, las amistades, la felicidad de compartir una pasión.

En palabras del propio Linda, "hace 24 años ví a mi primer skater. Desde entonces tuve el sueño de serlo yo también. Hoy cogemos nuestras tablas y viajamos a la otra punta del planeta para crear ese sueño en otras personas". Y aunque seamos torpes como un árbol y nunca nos hayamos subido a una tabla, no podemos evitar sentirnos parte de ese bello impulso.

share