Actualidad

Guía básica para trolear al Estado de Israel

Hablamos con la palestina Rana, activista de Boicot Desinversiones y Sanciones (BDS), para saber qué se puede hacer para presionar a un país con aliados muy poderosos

Ante el tablero de la política internacional, la sensación que solemos tener los ciudadanos es de impotencia: no tenemos ningún poder frente a las alianzas transnacionales que vetan cualquier intervención en las matanzas que el ejército israelí está perpetrando en la Franja de Gaza.

En esta nueva campaña de exterminio y vulneración de los derechos de los palestinos, la palabra boicot ha surgido de nuevo en la agenda de las redes sociales como medida de presión: si el poder de los países se mide a través de riqueza, empobrecerlos parece una medida lógica como medida de sanción civil que sustituya a las políticas.

Según Rana, activista de la organización de referencia Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS), que reside en Belén (Cisjordania), el boicot económico es una herramienta que se debe fomentar: “La economía israelí está muy integrada en la economía mundial, ya que Israel tiene el apoyo económico incondicional de los EEUU y un trato comercial preferente con la UE. No pedimos a los palestinos que hagan boicot económico porque no pueden, no tienen productos alternativos si quieren subsistir allí, pero a nivel internacional sí es posible hacer un boicot completo. No publicamos listas porque no podemos pedir a la gente que deje de consumir miles de marcas. Sí damos una idea sobre productos, algo por lo que empezar". El Comité Nacional palestino ha destacado 9 compañías a las que ejercer presión, pero existen productos de consumo cotidiano que BDS también destaca. Por parte de algunos internautas se han elaborado listas que informan de un inicio de código de barras presente en cualquier producto procedente de Israel.

Más allá de las marcas

Existen, sin embargo, otras formas de boicot, como el deportivo, el académico y el cultural. Respecto al primero, Rana defiende que Israel “intenta limpiar su imagen como fuerza colonial y opresora vendiendo al mundo una imagen de normalidad, de país civilizado, desarrollado y culto”.

El troleo cultural no es algo que de momento esté destacando por parte de artistas consagrados españoles, sobre todo los que llevan bombín. Más allá del comportamiento de las estrellas, lo que BDS trata de implantar es un boicot institucional justificado por el hecho de que las instituciones académicas israelíes mantienen una relación estrecha con el gobierno y el ejército del país: “Muchas investigaciones militares que contribuyen a la fabricación de armas se han desarrollado dentro de las universidades israelíes. Por ejemplo, el bulldozer teledirigido D9 para demoler casas palestinas fue desarrollado en la universidad de Technion", explica Rana.

Presión civil

Según la activista, durante la primera Intifada el ejército israelí dio órdenes de cerrar todas las universidades, escuelas y guarderías palestinas como forma colectiva de castigo: “La universidad palestina de Bir Zeit fue cerrada durante 3 años y ninguna institución académica israelí se posicionó para defender el derecho a la educación de los palestinos”. En este sentido destaca por reciente la campaña del colectivo Ciencia Para el Pueblo, que ha escrito un manifiesto de boicot académico y científico al estado de Israel.

Las desinversiones, explica Rana, tienen como target a las empresas: “Deben asegurarse de que su carteras de inversión no estén siendo usadas para el mantenimiento de un conflicto que dura 66 años”. Las sanciones son la parte más política: según BDS, la única forma de conseguir que nuestros representantes sancionen a Israel por sus incumplimientos del derecho internacional es mediante la presión civil. Ejemplo de ello son campañas como No més Complicitat amb Israel, lanzada desde Cataluña para alertar sobre los muchos vínculos, también culturales, que el gobierno de Artur Mas está tejiendo con la administración israelí. En febrero de este año se destapó el aumento de los negocios entre España e Israel en el sector armamentístico.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar