Actualidad

Un manifiesto 'anti-diversidad' desata la controversia entre los empleados de Google

El autor del documento indica que la ausencia de mujeres en áreas tecnológicas y de liderazgo se debe a las diferencias biológicas que tienen con los hombres

En los pasillos de Google corre la voz de que las mujeres no son igual de válidas y capaces que los hombres. Así lo ha expresado un ingeniero senior de sexo masculino al redactar y compartir un controvertido "manifiesto" en el que critica las políticas de diversidad de la empresa, según los empleados.

En el documento, que se hizo viral en la compañía el sábado, se defiende que la ausencia de mujeres en áreas tecnológicas y de liderazgo se debe a las diferencias biológicas que tienen con los hombres:

"Debemos dejar de pensar que las brechas de género implican sexismo", escribe el autor en un manifiesto de 10 páginas llamado Google Ideological Echo Chamber. "Simplemente estoy diciendo que la distribución de preferencias y habilidades de hombres y mujeres difiere en parte por causas biológicas que pueden explicar por qué no vemos una representación igual de mujeres en tecnología y liderazgo". Causas que, en su opinión, también explican que las mujeres "prefieran trabajos en áreas sociales o artísticas" mientras que es más común que "a los hombres les guste programar".

El documento, que Gizmodo reproduce en su totalidad, fue compartido en el servicio de mensajería interna de Google hasta propagarse por toda la empresa, según explicó a BuzzFeed News un trabajador bajo condición de anonimato. Las críticas no tardaron en brotar.

Andrew Bonventre, que trabaja con lenguajes de programación, lo catalogó de "basura". La ingeniera de software Jana Dogan fue más allá al advertir que podría incluso dejar la compañía si Google no toma cartas en el asunto. "Si Recursos Humanos no hace nada al respecto, voy a considerar dejar esta empresa por primera vez en cinco años".

Además de ofrecer su punto de vista sobre el rol de sus compañeras en la industria tecnológica, el autor aprovechó para reivindicar lo que el gigante tecnológico no debería hacer: impartir programas para minorías raciales y para mujeres. También habló de rechazo al asegurar que los empleados con ideologías más conservadoras son discriminados.

Ante esta batería de explosivas premisas, el vicepresidente de la firma, Ari Balogh, respondió reconociendo que estaba "preocupado" por las declaraciones hechas en el documento, que ha calificado de "dañino" y de estar basado en "estereotipos".

La aparición del manifiesto se ha producido en un momento delicado para Google. Justo ahora el Departamento de Trabajo de Estados Unidos le está investigando por discriminación de género a la hora de negociar contrataciones y salarios. Por el momento, la coorporación niega las acusaciones al respecto.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar