PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Italia está regalando 103 castillos históricos abandonados

H

 

¿Siempre soñaste con vivir en un castillo? Ahora puede ser tuyo si cumples una pequeña condición  

S.L.

22 Mayo 2017 13:40

Jeff kerwin - flickr


En los últimos tiempos las ciudades más turísticas del mundo están siendo víctimas del llamado “síndrome Venecia”, un apelativo acuñado tras el estreno en 2012 del documental homónimo que repasa los terribles efectos del turismo de masas en la ciudad italiana.


Pero no solo la ciudad de los canales sufre la masificación del turismo; Barcelona, Berlín, Londres, París y tantas y tantas capitales se han encontrado en los últimos años con esta problemática.

Y a problemas, soluciones. Berlín está combatiendo el alquiler de pisos turísticos, Barcelona ha creado recientemente un sindicato de inquilinos para luchar contra el abuso de las inmobiliarias e Italia ha decidido atajar el problema de esta curiosa manera.



El Gobierno italiano está regalando 103 edificios históricos con una sola condición: quien se los quede deberá convertirlos en templos del slow tourism o turismo sostenible.

Esta filosofía de viaje pertenece al movimiento slow y pretende integrar al viajero en el lugar de destino para disfrutar así de la experiencia “como un local más”.



El proyecto fue anunciado por la Agencia de la Propiedad del Estado y el Ministerio de Cultura como parte del Plan Estratégico de Turismo de Italia. ¿La intención? Aliviar la superpoblación de turistas en las zonas más famosas del país y promocionar destinos menos conocidos.

Por eso, el ciudadano que se lleve uno de los 103 monasterios, castillos espectaculares, palacetes y pintorescas granjas que componen el catálogo de viviendas, tendrá la responsabilidad de trasformar estos alojamientos en hoteles sostenibles.

Los edificios se encuentran a lo largo de todo el país, en carreteras y rutas de ciclismo poco conocidas. Por ejemplo, la Vía Apia, una antigua calzada romana que conecta Roma con el sur del país o la vía Francesa, una antigua ruta de peregrinación que va de Roma hasta la frontera norte.



¿Y quién puede presentarse a este plan hotelero sostenible?

El proyecto está destinado sobre todo a jóvenes empresarios menores de 40 años con ganas de dar una segunda vida a estas históricas construcciones. Los solicitantes tienen hasta el 26 de junio para rellenar una solicitud en la que detallarán su objetivo con el proyecto y cómo lo llevarán a cabo. En caso de aprobarse su propuesta, los afortunados nuevos dueños recibirán un contrato de alquiler de 9 años prorrogable 9 años más.

Y si al final tu solicitud no prospera y te quedas sin tu palacete de ensueño, no te preocupes: el Gobierno espera regalar 200 nuevas viviendas en los próximos 2 años.




share