PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Ordenan la detención de Juana Rivas, la mujer que huyó con sus hijos de un maltratador

H

 

Miembros de Forocoches fueron al juzgado a manifestarse a favor de Francesco Arcuri, la expareja y padre de los niños. Le han vitoreado con pancartas de "Stop Feminazis" y al grito de "Yo soy Francesco"

clara gil

08 Agosto 2017 13:50

Juana Rivas, la madre que se encuentra en paradero desconocido desde el 26 de julio, debía presentarse hoy en los juzgados de Granada para dirimir si ha incurrido en un delito de retención ilícita de menores por no entregar a sus dos hijos al marido, como había decretado una sentencia anterior.


Rivas huyó de Italia el pasado año donde vivía con Francesco Arcuri, su expareja y padre de los dos niños que tienen en común. En 2009 le denunció por malos tratros y él fue condenado a tres meses de prisión. Retomó su relación en 2012, marchándose de nuevo a Italia hasta que no pudo aguantar más el matrato físico y psicológico que, presuntamente, ejercía Acuri. Se fue a España con los dos hijos de la pareja.

Rivas volvió a denunciar a Arcuri nuevamente, esta vez en España, en 2016. En un inicio, la denuncia fue denegada, pero volvió a retomarse y actualmente sigue en proceso. Ante la lentitud de de la justicia y la denuncia de su expareja, que la denunció por llevarse a sus hijos, Juana Rivas decidió desaparecer. Estaba previsto que  el pasado 26 de julio entregara a sus hijos en un punto de encuentro. Nunca lo hizo y desde entonces está en paradero desconocido.

 



Al no presentarse a cita judicial previta para hoy, Arcuri ha pedido la detención de Rivas. Después de la vista, el juez ha emitido la orden. Rivas podría ser condenada a hasta cuatro años de cárcel y a la inhabilitación para ejercer la patria potestad durante un periodo de hasta 10 años.

Mientras, las redes sociales se inundaban de mensajes de apoyo a la mujer como #YosoyJuanaRivas o #Juana está en mi casa, otro gran sector de la población no parecía apoyar su decisión. Si bien Rivas no ha cumplido con las diligencias legales, el miedo a tener que entregar a sus hijos a un maltratador la llevó a huir, según explica su asesora legal.

Hoy, decenas de grupos de manisfestantes acudían a las puertas del Juzgado de Granada. Por un lado, quienes apoyaban la decisión de Rivas y denuncian la inmunidad de los agresores en un país como España, donde la tasa de feminicidios no deja de aumentar. En lo que va de año, 34 mujeres han sido asesinadas, víctimas de violencia de género.

En el otro bando había protestas contra Juana. Entre ellos un grupo de Forocoches que, días antes, había convocado una manifestación para apoyar a la expareja de Rivas y que portaban pancartas de "Stop Feminazis". En uno de los hilos de la convocatoria se pueden leer comentarios como: "Ella salía todas las noches de fiesta y no cuidaba de sus hijos" o "Fue su pareja quien le costeó el curso" además de tildarla de "mentirosa y vaga".

Los comentarios surgieron a raíz de la entrevista que Arcuri concedió a la cadena Antena 3, donde aseguró que "todo lo dicho sobre él era falso y que aceptó la demanda por malos tratos para poder ver a su hijo".

El diario El Español también se hacía eco de las declaraciones del padre y titulaba su artículo con "¿Vida esclava o de fiesta sin parar?




Arcuri asegura que era él quien cuidaba de los niños y traía el dinero a casa porque ella "estaba todo el día saliendo de fiesta". Unas declaraciones que discrepan con las dos demandas presentadas por Rivas que, actualmente, vive de una renta básica de 400 euros.

El padre asegura que estaba dispuesto a aceptar la custodia compartida, algo que no le consta a la defensa de Rivas. Teniendo en cuenta que Rivas se enfrenta a cuatro años de cárcel y a la pérdida de la custodia de sus hijos durante 10 por haber huído, cuesta imaginar que todo el riesgo al que ha decidido exponerse carezca de fundamento.



share