PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La Fiscalía pide 50 años de prisión para los detenidos de Alsasua

H

 

Testigos afirman que fueron los guardias civiles quienes provocaron a los jóvenes

PlayGround

04 Julio 2017 18:26

El pasado 15 de octubre de 2016 las fiestas de un pueblo de Navarra, Alsasua, se vieron enturbiadas por la agresión que sufrieron dos Guardias Civiles y sus parejas en un bar.

Los agresores fueron detenidos. En total 8 jóvenes, entre 19 y 24 años, vinculados supuestamente con el movimiento Ospa Mugimenda (que significa ¡Largo de aquí! en euskera), contrario a la presencia de Fuerzas de Seguridad del Estado en Navarro. Las versiones de ese día son muy dispares. Los vecinos aseguran que los Guardias Civiles empezaron provocando a los jóvenes. Supuestamente, comenzaron con empujones y les increparon con amenazas como "Te voy a pegar un tiro entre ceja y ceja".

Según el testimonio de las víctimas, hasta 40 jóvenes les propinaron patadas y golpes por estar en el bar. Uno de los agentes tuvo que ser intervenido quirúrjicamente debido a las lesiones. El otro agente y las parejas de ellos sufrieron lesiones leves.

La agresión supuso un conflicto de competencias. La Audencia de Navarra, encargada de llevar la investigación, aseguraba que no existía un delito de terrorismo. Sin embargo, la Audiencia Nacional sí consideraba que la agresión debía juzgarse con carácter terrorista debido a la supuesta vinculación de los jóvenes con el movimiento Ospa y a que se trataba de un delito contra las Fuerzas del Estado.

Finalmente, el Tribunal Supremo dirimió la competencia al Juez Lamela, de la Audiencia Nacional.

Ahora, la Fiscalía pide 50 años de prisión para 7 de los 8 jóvenes detenidos. Para la octava imputada reclama 12 años de cárcel por un delito de amenazas con carácter terrorista.

Los cargos responden a la pena mínima exigida por terrorismo: 12 años multiplicadas por el número de víctimas, hasta 4. Un total de 50 años de cárcel para cada uno de los jóvenes.

Desde que el Tribunal Supremo decidiera trasferir la competencia a la Audiencia Nacional han sido varias las manifestaciones lideradas por vecinos, parlamentarios y ediles, que han solicitado que no se juzgara a los agresores como terroristas.

share