Actualidad

La nueva tendencia de ciberacoso en Rusia: desenmascarar actrices porno a través de una app

Un grupo de usuarios del foro ruso Dvach está usando un software de reconocimiento facial para destapar públicamente la doble vida de las actrices porno

Se publicitan como FindFace, una plataforma innovadora diseñada para encontrar amigos en la red social Vkontakte —una especie de Facebook ruso— a través de una sola foto. El funcionamiento es muy sencillo: simplemente tienes que subir una foto de tu galería o tomar una foto de alguien que te guste a través de su app, y la aplicación buscará automáticamente entre los perfiles de Vkontakte aquellos que más se parezcan a la fotografía.

Como explican en su página web, se puede mejorar la efectividad de los resultados filtrando por edad, localización y estado civil. Las mejores coincidencias se mostrarán al principio de la lista y puedes tener acceso directo a sus perfiles en la red social. O incluso guardar a esa persona como favorita y hablar con ella a través de la app.

Explicada así, parece ser la herramienta perfecta para los stalkers. Un paso más en nuestra pérdida de privacidad. Ahora, no solo mostramos nuestra vida a nuestros amigos, sino que también puede quedar al descubierto para completos desconocidos. El chico del metro, la chica del supermercado o la persona con la que coincidiste en la cola de la lavandería, pueden saber absolutamente todo sobre ti con tan solo una imagen.

Find Face es la app preferida de los stalkers. Y también un medio para ejercer el ciberacoso

El fotógrafo ruso Egor Tsvetkov decidió utilizar esta aplicación para poner en marcha Your Face is a Big Data, un proyecto artístico tan original como perturbador.  

Este joven fotógrafo de 21 años se dedicó a hacer fotos de gente anónima en el metro de San Petesburgo y las pasó por el filtro de FindFace, con el objetivo de encontrar más información sobre ellos. La intención de Tsvetkov era denunciar la falta de intimidad en la que vivimos y cómo nuestra privacidad quedaba expuesta solo a través de un clic.

Hoy en día la gente está perdiendo la libertad de hacer algo en público y tener la certeza de que nadie sepa que lo ha hecho”, cuenta el fotógrafo a Apparat .

Más allá de las implicaciones éticas detrás de este proyecto — ¿no se está aprovechando Tsvetkov precisamente de aquello que denuncia?—, Your Face is a Big Data ha traído consecuencias mucho peores.

Este proyecto fotográfico ha servido de “inspiración” para un grupo de personas que ha decidido “desenmascarar” a las actrices porno rusas.

Es decir, dar a conocer su actividad de forma pública, compartiendo además todo tipo de información personal —nombres reales, domicilio, direcciones de mail privadas, etc.— de las víctimas de su acoso.

Localizar en la vida real a mujeres dedicadas al porno y exponer públicamente todo tipo de información privada sobre ellas; a eso se están dedicando los usuarios del foro ruso Dvach

El 9 de abril, solo unos pocos días después de que los medios se hicieran eco del proyecto de Tsvetkov, los usuarios del foro Dvach (una especie de 4chan ruso) pusieron en marcha una campaña para sacar del anonimato a las actrices porno del país.

Después de identificar a estas mujeres con FindFace, los usuarios de Dvach compartieron copias de sus perfiles de Vkontakt y spamearon a los familiares y amigos de estas mujeres con mensajes en los que informaban de su descubrimiento. En su particular cruzada moral, estos hombres también se dedicaron a peinar la web Intimcity, dedicada a servicios de prostitución.

-Hola, ¿conoces personalmente a Renata?

-Sí, ¿qué pasa?

-¿Sabes que se dedica al porno?

-¿Y por qué se lo estás contando a todo el mundo?

-Es una reacción divertida. ¿Tú crees que está bien que una persona haga porno?

-No es asunto mio. ¿y tú quién eres?

-Así que si tu mujer o tu hija hicieran porno, ¿te parecía bien?

-No es porno, es solo una fotografía

-(...)

Estos cazadores de mujeres basan sus actividades en el doxing, una práctica de ciberacoso que consiste en rastrear a un individuo en las redes para conseguir todo tipo de información sobre él y ponerla a disposición de todo aquel que la quiera.

Según ellos, toda esta campaña es fruto de la indignación moral, ya que, según su opinión, las mujeres que se dedican a este tipo de industria son “corruptas y engañosas”.

Es curioso que otra de las razones que argumentan tenga que ver con que estas mujeres por lo general ignoran al tipo de hombres que componen la audiencia de Dvach.

¿Justicia moral o simple resentimiento?

Parte de la campaña de estos hombres incluía una comunidad creada en Vkontakte donde los participantes subían los enlaces a los archivos que contenían copias de las redes sociales de estas mujeres. Esta práctica tenía como objetivo evitar que la información se perdiera si las mujeres eliminaban sus cuentas o se alteraba la configuración de privacidad. Una plataforma anti-sexista denunció la página y la red social la clausuró.

Los impulsores de la campaña justifican sus acciones aludiendo a su indignación moral. Ellos consideran que las mujeres que se dedican al porno son "corruptas y engañosas", y deben ser desenmascaradas

¿Y qué se puede hacer para evitar estas situaciones de abuso? Según declaran los responsables de FindFace a Tjournal, no se puede hacer nada.

"No se puede impedir que la gente busque las identidades de las actrices porno para acosarlas, pero si es posible proporcionar toda la información disponible para identificar a los autores del acoso".

Aplicaciones, proyectos artísticos o campañas de ciberacoso como esta no hacen otra cosa que reflejar una realidad de nuestros tiempos. La privacidad en Internet no existe. Y conforme se empiecen a modernizar, a especializar y a hacer más populares este tipo de tecnologías nos daremos cuenta de una cosa: las 3Ws podrán llegar a conocer aspectos de nuestra existencia que ni nosotros mismos sabemos. Y eso da un poco de miedo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar