Actualidad

¿Cuánto cuesta realmente asistir a la final de la Champions?

Entrada + viaje + alojamiento = laberinto de azar y ruina

Eres muy del Madrid. O del Atleti a muerte. Sabes que la del sábado 28 de mayo puede ser una de las mejores noches de tu vida.

Además, eres un trabajador con una cuenta corriente MUY normal tirando a modesta. Ahora, despídete de vivir el momento histórico de ver ganar a tu equipo la Champions en vivo.

Veamos por qué.

I - LAS ENTRADAS

Lo primero es intentar conseguir entrada. La UEFA decide y la cosa va como sigue. En el estadio Giuseppe Meazza de Milán caben 81.277 personas, aforo que la UEFA reduce a 71.500 por motivos de seguridad. 

Pues bien, tu equipo solo va a disponer de 19.500 entradas. La UEFA, cuyo lema es We care about football (Cuidamos del fútbol), reparte a los aficionados de los equipos implicados poco más del 50% de los asientos de la noche. Teniendo en cuenta que en marzo ya se vendieron 6.000, la UEFA se queda 26.000 destinadas a vender en las taquillas de Milán y a compromisos con patrocinadores y federaciones.

De esas 19.500 hay que descontar las más de 2.000 que cada club suele destinar a compromisos corporativos. Para las restantes, tendrás que cruzar los dedos para que te toque una en el sorteo realizado entre los socios de cada club, 99.781 el Real Madrid y 86.253 el Atlético, con primacía de la antigüedad y el carnet de Abono Total.

Porque sí, para optar a una entrada "oficial" tienes que ser socio y, siendo abonado, estar pagando por ver la Champions, como mínimo, 415 euros anuales en el segundo anfiteatro del Vicente Calderón o 323 en una grada baja del Santiago Bernabéu.

Si tienes la suerte de que te toque una, tendrás que seguir rascando el bolsillo. 70 euros es el precio del ticket más barato, 440 el más caro.

Muchos socios agraciados revenderán sus entradas. Aunque lleva haciéndolo desde 2012, este año está cobrando especial relevancia el portal Ticketbis, dedicado a gestionar la reventa legal. Si vas a intentarlo por ahí, prepara el bolsillo... porque lo mínimo que vas a pagar, por una de las entradas que en origen cuestan 70 euros, son ¡1.522,87 euros!

Las más caras rondan ya los 3.000 euros. El año pasado un aficionado húngaro pagó en Ticketbis 11.237 euros por ver la final Barcelona-Juventus en Berlín. Este año hay entradas VIP por más de 15.863 euros.

Por supuesto, en Mil Anuncios siguen existiendo las ventas de "rotuladores Alpino con entrada de regalo para la final de Champions", a 1.400 euros. Nunca "pintar" salió tan caro.

II - EL VIAJE

Fin de semana primaveral en Milán viendo a tu equipo ganar la Champions. Suena bien, ¿no? Entrada en mano, busquemos un avión desde Madrid.

Para un trabajador medio, la opción más viable es salir el sábado hacia la capital lombarda y volver a Madrid el domingo, si trabaja el lunes. En estos momentos el vuelo más barato, sin escala, sale por 493 euros.

Hablamos de un trayecto que no suele superar los 200 euros ida y vuelta en cualquier otro momento. Por, ejemplo, si quisiéramos, mañana mismo tenemos disponible un paquete Madrid-Milán ida y vuelta por 193 sin escalas. Pero claro, este fin de semana no va a levantar allí nuestro capitán la Champions.

Se trata de un vuelo que apenas dura dos horas. Si eres de los que no le importa hacer escalas, la opciones son rocambolescas y, a cada minuto que pasan, con plazas menguantes.

Por 346 euros puedes salir de Madrid a las 10 de la mañana del sábado y llegar a Milán 8 horas después de haber pasado unas horas en el aeropuerto de Helsinki, Finlandia. A la vuelta tendrías que pedir el lunes libre a tu jefe porque llegarías a Barajas a las 14:00 tras haber salido de Bérgamo (a 50 kms de Milán) 17 horas antes.

Para viajar por carretera sin días libres y con una mínima garantía de descanso, la paliza no es pequeña. 1.500 kilómetros, unas 15 horas de coche, separan Madrid de Milán.

Saliendo el viernes después del trabajo y parando a hacer noche por ejemplo en Barcelona, aun nos quedarían diez horas de carretera hasta el Giuseppe Meazza. Serían unos 80 euros de gasolina por trayecto y, yendo cuatro en el coche y contando los peajes de la Costa Azul, saldría por unos 100 euros por cabeza.

27 horas de autobús por 200 euros es otra opción.

III - EL ALOJAMIENTO

Tirando de Airbnb, vemos que el precio medio de la noche en cuestión es de 90 euros. Esto no quiere decir, claro, que no podamos encontrar opciones por menos de 50 euros la cama. Estas ofertas suponen solo el 6% del total de alojamientos para el sábado 28 de mayo.

Milán no es la típica ciudad donde casi todo el mundo tiene algún conocido, así que esta popular opción para pasar la noche será complicada. Mirando las clásicas webs de búsqueda de alojamiento, encontramos que el hostal más barato ofrece una cama en una habitación compartida con otras 5 personas por 41 euros y que ha sido reservada ya 17 veces en el día de hoy.

Mirando solo 5 establecimientos más, llegamos a los 100 euros por noche. Las habitaciones privadas, a partir de los 200 euros. De hecho, el 82,5% de la oferta supera ese precio.

Otra posibilidad es pasar la noche sin dormir, celebrando en bares y calles de Milán.

¿El problema? Que necesita un requisito indispensable: ganar la Champions.

Resumiendo: a no ser que venga Dios a verte y, siendo socio, te toque una entrada, te marques un viaje en carretera de mil horas y consigas una habitación de mala muerte, lo tienes jodido para estar presente en la que puede ser mejor noche de tu vida.

Básicamente, no estás invitado a ella.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar