Actualidad

Fiesta retrofuturista de primer nivel en Razzmatazz

Wolfram y el mago de los sintes Gavin Russom estarán despachando lisergia house, italo, acid sulfuroso y perlas retro-disco en la sala del Poblenou

El austríaco Wolfram Eckret y el norteamericano Gavin Russom encarnan a la perfección el espíritu de la vieja escuela electrónica. Es gente que lleva décadas viviendo por y para la música, creando relaciones dentro de la escena, coleccionando máquinas y explorando a conciencia la historia de las músicas de baile en busca de esos ritmos y esos discos oscuros capaces de convertir cualquier fiesta en una noche especial. En una época en la que cualquiera con un portatil y una conexión a internet puede pretender ser DJ de la noche a la mañana, en la que muchos acaban rindiéndose a los sonidos más en boga por aquello de complacer a las audiencias, ellos siguen fieles a su labor como prescriptores de música con casta, da igual de qué época.

Wolfram sigue pasando injustamente desapercibido a pesar de ser uno de los grandes del underground europea actual, un verdadero connoisseur de todo aquello que huela a música disco sintética, a italo y al synth-pop más camp . En 2005 fundó el sello Diskokaine, a través del cual dio a conocer al mundo a la ninfa del euro-pop Sally Shapiro. Amigo cercano de Andy Butler (Hercules & Love Affair) y DJ ocupadísimo, en 2011 editaba su álbum Wolfram en la prestigiosa casa Permanent Vacation, un disco de clara vocación pop (pero con bases apuntando al house, el italo y el eurobeat) y que cuenta con la colaboración de Hercules & Love Affair, Holy Ghost!, Legowelt, Patrick Pulsinger y Sebastian, entre otros. Su última referencia hasta la fecha, Can't Remember / Talking To You , nos llegaba este pasado mes de mayo a través de DFA.

El excéntrico Gavin Russom no debería necesitar presentación a estas alturas. Brujo del sintes vintage y el sonido analógico, el de Providence lleva desde mediados de la década pasada asociado a la escudería DFA. Se dio a conocer creando junto a Delia Gonzalez mantras sintéticos melancólicos y planeadores que atraían sin remedio hacia el reverso oscuro de lo kosmische. Luego se lanzó a la la lisergia house y al proto-acid sulfuroso improvisado sobre la marcha como Black Meteoric Star . Con el cambio de década, Russom anunciaba su reinvención como The Crystal Ark , un proyecto de espíritu más colectivo interesado en explorar la combinación de ritmos sintéticos y percusiones afro-latinas surgido de sus experiencias durante un viaje por Brasil. Con todo ese bagaje, Russom llegará a Razzmatazz para soltar sus habituales andanadas de ritmo y sonidos ácidos desde los platos.

La cita es mañana viernes en Lolita, y las entradas para la velada las puedes conseguir aquí.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar