Actualidad

Fiat Chrysler también habría burlado los controles de emisión de contaminantes

EE UU acusa a la marca de trucar motores diésel

No sólo Volskwagen, también Fiat Chrysler habría trucado los motores de algunos de sus coches (unos 104.000 para hilar más fino) con tal de sortear a los controles de emisiones.

O sea, para que se registre menos contaminación de lo que en verdad emiten. No lo decimos nosotros, sino la agencia de protección de medio ambiente (EPA) que se encarga de estos menesteres y que lo ha denunciado.

Tras haberse conocido la noticia, la multinacional se ha desplomado en bolsa un 18%.

El Dodge Ram 1500 y el Jeep Grand Cherokee producidos entre los años 2014 y 2016 son los coches de la firma que no habrían respetado los límites de emisión de contaminantes. Tampoco avisó la marca de que dichos modelos tenían este sistema.

Podría decirse que Volkswagen le echó al asunto bastante Jetta, que además es el nombre de uno de los modelos trucados, junto al Beetle, el Audi A3, el Volkswagen Golf y el Passat, que emitían cuatro veces más contaminantes que los indicados por la normativa según calculó la Clean Air Act.

El caso de Volkswagen fue más grave porque la acción afectó a 600.000 vehículos en Estados Unidos y 11 millones en todo el mundo. A la firma alemana le costó la broma 4.300 millones de multa por el fraude en Estados Unidos y seis de sus antiguos ejecutivos imputados.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar