PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El Gran Lebowski te trae una cura muy especial contra el insomnio

H

 

Jeff Bridges acaba de publicar un disco precioso para ayudarte a dormir. ¿Cómo te quedas?

Natxo Medina

04 Febrero 2015 06:00

Dormir, ese placer. Una de las actividades predilectas del Nota, mítico protagonista chancletero de la no menos mítica El Gran Lebowski. Él nunca tuvo problemas de sueño, sobre todo porque utilizaba sus propios métodos para relajarse, como fumar un montón de marihuana o escuchar cintas con sonidos de bolera. Ahora Jeff Bridges, el actor que le dio vida en la pantalla, ha decidido ponerse del lado de quienes no tienen esa suerte, y viven la noche con ansiedad dando vueltas en la cama. Quiere ayudarles a descansar mejor, y por eso ha publicado un disco muy especial: Jeff bridges Sleeping Tapes.

La relación de Bridges con la música siempre ha sido estrecha. Sin ir más lejos, ha publicado en los últimos años varios discos junto a su banda The Abiders y tiene en su haber un Óscar por interpretar a un viejo rockero en la película Crazy Heart. Pero este nuevo disco-experimento es distinto. Queda lejos de la típica intentona de actor famoso por convertirse en una rockstar. Bridges ya no está para esos trotes ni tiene ganas. Y desde la más completa calma ha creado algo sorprendente, bonito, cálido y muy original, reventando de paso la fina línea que existe entre el actor y su creación más querida.

Grabado en colaboración con el músico Keefus Ciancia, quien compuso la banda sonora de True Detective, y publicado gracias a la plataforma web Squarespace, en estas Sleeping Tapes el actor recita con su voz grave sobre un lecho de pianos y drones y numerosas grabaciones de campo. Empieza dirigiéndose al oyente, como si Bridges estuviera conduciendo un programa de radio de esos de madrugada que confortan al oyente desvelado. Y conforme el tapiz de música y sonidos va haciéndose más denso, Bridges desmenuza pequeñas perlas de su relajadísima filosofía personal. E incluso se marca unos buenos "oooooom" a la manera budista. Con mucha guasa, eso sí.

Y entonces nos damos cuenta de que si nos gusta tanto el Nota es porque nos gusta mucho Jeff Bridges. Nos gusta su voz grave y acogedora, junto con sus pintas de abuelo hippie. Sus sencillas pero sabias reflexiones y el sentido del humor que recorre todo el proyecto. Su decisión de grabar un artefacto tan excéntrico y a la vez tan bien hecho, y donar todos los beneficios a la ONG No Kid Hungry. En el fondo Bridges y el Nota son la misma persona, salvo por todo el asunto de los secuestros falsos y los nihilistas alemanes.Y al final de la escucha entendemos mejor por qué hay quien incluso ha convertido la forma de vida del Nota en una religión. No, en serio.

Jeff Bridges Sleeping Tapes ya está disponible para escuchar y descargar vía web. Tendrá una tirada limitada en vinilo y cassete, con un artwork obra de Lou Beach que también se sale. En la misma web además encontraréis información sobre la razón de ser del proyecto y algunos vídeos para seguir admirando a Bridges y morir de ganas de ver por enésima vez la obra maestra de los Coen. Antes del salto, sólo una cosa más: dulces sueños.


Una rockstar te pondría a bailar, pero El Nota tiene un plan mejor: ponerte a soñar



share