Actualidad

Con falda, peluca y tacones: así pillaron a un preso que quería fugarse

Escapar de una cárcel de Honduras con un disfraz puede no ser una buena idea.

Su torpe andar con tacones y su voz masculina despertaron las sospechas de las autoridades.

Falda larga, peluca rubia, gafas de sol, pechos falsos, pintalabios y pintauñas a juego de color rosa: así es como un presidiario se había disfrazado para huir de la cárcel de San Pedro Sula, en Honduras, camuflándose con los familiares de presos que salían de una visita, según informó BBC Mundo.

Pero aparentar ser mujer no fue suficiente. A Francisco Herrera Argueta, de 55 años, se le olvidó aprender a andar con tacones y a cerrar la boca o a imitar una voz más aguda.

Al fin y al cabo, es un asesino y no un actor. Eso, según los diarios El Heraldo y Prensa Libre. Otro medio local, La Prensa, asegura que estaba recluido por violación de menores.

Al salir de la cárcel, Herrera usó el documento de Jacinta Elvira Araujo, una mujer que había dejado su carné con los guardias mientras visitaba a un pariente. Fue entonces cuando lo pillaron y le pidieron que se quitara las gafas de sol.

Los funcionarios del penal advirtieron a los medios locales de que Herrera sufrirá un castigo adicional por su intento de fuga. Es posibe que lo trasladen a la cárcel de El Pozo, al oeste del país, considerada la prisión más peligrosa de Honduras.

Su disfraz de mujer puede acabar siendo el más caro del mundo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar