PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Fail del día: una inglesa llama “Barraco Barner” a Obama y Twitter estalla

H

 

Conoce a la protagonista del #LOL colectivo de la semana

Jordi Berrocal

09 Marzo 2014 11:19

Gemma Worral tiene 20 años y trabaja como estilista en un salón de belleza en Blackpool, Inglaterra. El pasado lunes se despertó inquieta por el panorama político internacional. Había oído que las relaciones entre Russia y Ucrania eran tensas y quiso dar su parecido sobre la cuestión en Twitter. Esto fue lo que escribió: “si barraco barner es nuestro presidente por qué se está involucrando con Russia, da miedo”.

¿Barraco Barner? ¿A caso no se dio cuenta, al ver plasmados esos dos vocablos en la pantalla, que algo no iba bien? Barraco Barner podría ser el villano de un spaghetti western o una marca de salsa barbacoa, pero alguien con un nombre así nunca podría ser presidente de ningún país. Aún así, la espectacular licencia ortográfica es lo de menos. Recordemos que Worral es de Blackpool, municipio de Lancashire, a más de 5000 kilómetros de Wahington DC. Pero, aún así, “barraco” es “su” presidente.

Como era de esperar, Twitter recibió el mensaje con una mezcla de risas histéricas y facepalm colectivo. Para cuando la joven se dio cuenta de sus errores y decidió borrar el tuit, ya había sido retuiteado más de 6.000 veces, #BarracoBarner era trending topic y el mensaje había aperecido en noticiarios de Australia y Bélgica, entre otros. Simultáneamente, la maquinaria paródica de la red se puso en marcha, y al poco rato las cuentas de @BarracoBarner (Presidente del Reino Unido, relajandome en el Nº 10) y @MichelleoBarner (Primera Dama de Estados Unidos de Gran Bretaña) estaban activas.

La coña derivó rápidamente hacia la crueldad. Amparándose en la superioridad moral que da el fail ajeno, los trolls del mundo se unieron para ensañarse con su metedura de pata. Con calificativos que fueron de “vaca tonta” a “ladrona de oxigeno”, el hostigamiento colectivo al que fue sometida es difícil de justificar. La confusión es colosal, pero cada día se vierten opiniones mucho más graves en Twitter y nadie les hace ni caso.

La joven intentó encauzar la situación escribiendo “Vale, lo pillo, no soy buena en política, a partir de ahora me callaré”. No se trata de eso, pero, en todo caso, la próxima vez no estaría de más contrastar sus ideas. Internet permite que todos disimulemos nuestra ignorancia con un par de clicks. Quizá por ello la red no tuvo compasión de la pobre Worral. La torpeza se suele perdonar, pero la indolencia es más difícil de justificar.

share