Actualidad

Facebook podría estar informando a sus anunciantes sobre adolescentes “vulnerables”

Documentos filtrados demuestran que la compañía comparte "análisis de sentimiento" de sus usuarios adolescentes con el objetivo de que sus anunciantes sepan cuando "necesitan un chute de confianza"

Vía Flickr - Pixabay

Facebook vuelve a protagonizar una polémica por tráfico de datos. La plataforma de Mark Zuckerberg ya ha sido objeto de decenas de controversias por vender a empresas información confidencial de sus usuarios. Pero la última revelación tiene implicaciones todavía más sensibles.

El diario The Australian ha publicado un documento confidencial de 23 páginas, firmado por ejecutivos australianos de Facebook, en el que se detalla cómo la red social vigila y analiza los mensajes, los comentarios y las reacciones de los adolescentes. En estos detectan si se sienten “estresados”, “abrumados”, “estúpidos”, “ansiosos”, “derrotados” o “un fracaso”.

La información recopilada por el gigante tecnológico va más allá de los gustos o las necesidades para ofrecer publicidad personalizada. También han elaborado un sistema llamado “análisis de sentimiento” en el que buscan dirigirse a usuarios desde los 14 años en los momentos en los que se encuentran más vulnerables y necesitan un "chute de confianza". Es decir, cuando son más proclives a sentirse influenciados por un anuncio.

Según el diario, el documento se facilitó a un banco australiano anónimo y recoge datos de jóvenes tanto de Australia como de Nueva Zelanda. Pero, por los métodos detallados en el informe, no parece que se trate de una práctica exclusiva de esos países.

Vía Daily Life

“De lunes a jueves se trata de construir la confianza; el fin de semana es para la difusión de los logros conseguidos”, explica el informe.

De esta forma, no solo detecta quiénes son las personas con mayores problemas de este tipo. Sino que, además, tienen información suficiente como para saber cuándo ofrecer servicios que puedan aprovecharse de sus sentimientos.

La respuesta de Facebook ha sido un tanto contradictoria. En un primer momento, se disculpó en el diario australiando diciendo que "habían abierto una investigación para entender el fracaso del proceso y mejorar nuestra supervisión". Asegurando, además, que iban a tomar medidas disciplinarias.

En un segundo comunicado, sin embargo, la compañía afirma que la información del Australian es "equivocada" y que "no ofrece herramientas para llegar a la gente en base a su estado emocional". En esta caso, no hay ninguna disculpa ni mención alguna a las medidas disciplinarias. Lo único que admite es que el estudio compartido con las empresas no ha seguido el proceso de supervisión interna que se suele seguir, y que "están analizando los detalles para correjirlo".

Sin embargo, al no tratarse de un acto ilegal –puesto que aceptamos estos términos al crearnos una cuenta– no parece que vaya a cambiar su actitud.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar