Actualidad

La FIFA libera las cabezas de sus jugadores

El organismo futbolístico levanta el veto a yarmulkes, turbantes y otros tocados religiosos, que ya podremos ver en Brasil 2014

2014, año del Mundial de Fútbol. Todos los ojos puestos en uno de los tradicionales puntos calientes del deporte rey, Brasil, a cuyos ciudadanos el tema World Cup no les está haciendo por lo general demasiada gracia, vistas las protestas, disturbios e inquietud de los últimos meses en algunas de sus capitales. Hoy, sin embargo, no toca hablar de gentrificación o inflación, pero si de algo que rima con estas palabras: religión. Y también cabezón, ya que la FIFA ha decidido, después de un largo periodo de reflexión de casi dos años, permitir el uso de turbantes, yarmulkes (el gorrito usado por la comunidad judía) y demás aparataje portado en lo alto de la testa durante los partidos.

¿Dos años? Os preguntaréis. Y aunque pueda parecer mucho tiempo para un tema como este, la verdad es que ni el tema es tan banal, ni el tiempo es excesivo teniendo en cuenta que estamos hablando de decisiones globales, que afectan a todos los países asociados a la FIFA, y por tanto a comunidades y credos de todo tipo. Y aunque a nosotros nos den un poco igual los hijabs (llevarlos, que los lleven otros por lo que se ve nos molesta más), no pasa lo mismo con los creyentes de otros países, o del nuestro mismo. En 2011, por ejemplo, el equipo femenino de Irán no pudo clasificarse para el Mundial porque no se permitió a sus jugadoras cubrirse la cabeza para jugar, y esa decisión levantó una gran polvareda. A un nivel menor, la comunidad sikh de Quebec también montó recientemente en cólera cuando se les prohibió jugar con turbante. Y no son ejemplos aislados, sino una realidad que una entidad internacional como la FIFA no puede ignorar.

Tratar de poner paz en un entramado tan denso y complejo de seres humanos, no es moco de pavo. Al final, no debemos olvidar nunca que el deporte, y especialmente el fútbol, no deja de ser una actividad súmamente política. Como política es también la decisión (casi una contrapartida de la primera) de prohibir a los jugadores mostrar lemas en sus camisetas interiores cuando se quiten las camisetas oficiales para celebrar, por ejemplo. Se trata de un paso interesante por parte de la FIFA dentro de ese todavía cenagoso terreneno del mundo globalizado, en el que cada vez más nos estamos viendo obligados a saber escuchar a los demás sin matarnos (necesariamente).

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar