PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El fundador de Telegram dice que EE.UU le presionó para que rebajase la seguridad de la app

H

 

Pavel Durov habla de intentos de soborno y presiones del FBI

J.C.S.

15 Junio 2017 12:55

Montaje PlayGround

Telegram es famoso por ser un servicio alternativo a WhatsApp con un sistema de seguridad más elaborado. Pero, precisamente por esta característica se ha ganado un enemigo: el gobierno de Estados Unidos.

En su cuenta de Twitter, el CEO de la compañía Pavel Durov ha asegurado que los federales estadounidenses le intentaron sobornar para que debilitara su cifrado o instalara un acceso trasero:

“El año pasado, durante una visita semanal de nuestro equipo a EEUU, sufrimos dos intentos de soborno a nuestros desarrolladores por parte de las agencias estadounidenses, con la presión del FBI de por medio. Si piensas que es posible desarrollar una app cifrada, independiente y segura en Estados Unidos, eres un ingenuo”.




Durov no solo ha explicado su experiencia. Aprovechando su perfil para hacer buen marketing de Telegram, ha dado una puya tanto a su competidora Signal como a los titanes de la mensajería online:

“El cifrado de Signal, como el de WhatsApp o Facebook, fue financiado por el Gobierno de Estados Unidos. En unos cinco años se encontrará una puerta trasera”.




Por su parte, el sector de seguridad digital ha mostrado su rechazo a las palabras de Durov. “No estoy seguro de lo que es peor aquí: hablar de una puerta trasera sin sentido, o que sus palabras son como si el CEO de Pepsi alegase que la Coca-Cola es veneno”, ha dicho en su Twitter Martijn Grooten, editor de Virus Bulletin e investigador de ciberseguridad.

No se debe olvidar que Durov también es el creador de VK, el prototipo de Facebook ruso que fundó antes de crear Telegram junto a su hermano Nikolai. Es decir, ha sido acusado de copiar vilmente a los productos de Norteamérica en más de una ocasión, así como de aprovecharse de ideas ajenas para lucrarse él mismo.

Pero la idea del CEO parece ser otra: combatir el control que existe en este tipo de apps. Para ello, apuesta por herramientas más protegidas y con funciones más seguras, como enviar mensajes cifrados en Telegram.

Le hayan presionado o no, la advertencia sirve de recordatorio para entender que nuestros datos nunca están seguros en la red.

share