Actualidad

Tiene 66 años y es mucho más que el icono de la poesía LGTB

Eileen Myles es una de las poetas más importantes de Estados Unidos y su lucha feminista ha servido de inspiración a varias generaciones de lectores

Nací en Boston/ en1949. Nunca quise/ que este hecho se supiera, de/ hecho he pasado la mayor/ parte de mi vida adulta/ tratando de barrer mis años/ juveniles bajo la alfombra/ y de tener una vida que/ claramente fuera sólo mía/ e independiente del/ destino histórico de/ mi familia.

La autora de estos versos es Eyleen Myles, una poeta ha escrito más de veinte libros, cada uno de ellos en una editorial distinta. Esto no ocurre porque los editores la odien, sino más bien porque ella no se ata a nadie. Es libre, su poesía es libre. Y aunque durante años se ha encontrado dispersa en tomos inencontrables hoy, por fin, ha publicado su obra completa en Harper Collins.

Ya era hora de que una gran editorial se atreviera a conceder a Myles el lugar que la escritora, profesora y activista se merece. A sus 66 años —y aunque aparente muchos menos— ha logrado convertirse en uno de los iconos underground más importantes no ya de la literatura contemporánea, sino también del feminismo y de la reivindicación LGTB.

Eyleen Myles siempre ha batallado desde los márgenes

Puede, además, que a oídos de un público no anglosajón, su nombre suena aún más lejano y desconocido, sin embargo, su presencia siempre ha estado ahí, acechándonos desde la sombra, desde el prólogo a Amo a Dick, la célebre novela de su íntima amiga Chris Kraus, o incluso desde la poesía de la Alt Lit, cuyas representantes se consideran sus fieles lectoras y aprendices.

Myles ha batallado siempre desde los márgenes, quizá porque los que saben caminar por los bordes sin caerse son los que con más confianza llegan luego a conquistar el centro. La batalla de esta poeta ya está en el punto de mira de todos, no le ha importado esperar porque como más de una vez ha dicho en su poesía o en sus entrevistas: nunca se ha sentido vieja, y nunca se ha sentido joven.

Cuando uno lee sus últimos poemas, de hecho, podría parecer que quien escribe rejuvenece a cada palabra, no sólo por lo que narra —a menudo textos irónicos en donde se habla de amor, de política, de la vida— sino por cómo lo narra —fresca, despierta, imprevisible— y también por cómo lo escenifica.

Su novela 'Inferno' es una verdadera bandera dentro de la literatura de temática gay

Myles, vestida a menudo con con ese toque masculino, con ese aspecto desaliñado pero perfectamente estudiado para conquistarnos, sale al escenario con un montón de folios en la mano, y lee con su voz fortísima, sin necesidad de micrófono. Declama poemas como quien cuenta chistes, o como quien grita en una manifestación en mitad de una concurrida plaza.

Se deshace de los folios, los tira al suelo, disfruta viendo como sus poemas se estallan contra el pavimento, e incluso podría parecer que en su mirada se refleja el fuego de una explosión que sólo existe en su cabeza.

Imaginarse la cabeza de Eileen Myles supone imaginar mil conversaciones a la vez, y mil cabezas más hablando entre ellas mismas, debatiendo, discutiendo, aplaudiendo a las buenas ideas o amasando nuevos poemas, porque si hay algo que Myles no puede hacer es dejar de escribir.

Ha tenido blogs, ha escrito ensayos, ha publicado novelas como Inferno, que se han convertido en verdaderas banderas para la literatura de temática gay, ha viajado gracias a su poesía por todo el mundo, y además tuitea y es activa en Facebook y tiene un Instagram en el que sube imágenes cotidianas.

Miren, he sido educada./ He aprendido sobre la Civilización/ Occidental. ¿Saben/ cuál es el mensaje de la Civilización/ Occidental? Estoy sola./ ¿Estoy sola esta noche?/ Lo dudo. Es que soy/ la única con encías sangrantes/esta noche. Es que soy la única/ homosexual en la sala/ esta noche. Es que soy la única/ cuyos amigos han muerto,/ están muriendo ahora.

Estos versos pertenecen a Eileen Myles, a “Un poema americano”, traducido por Román Luján para la revista Tierra Adrentro.

Estos versos, punzantes y dolorosos, son de los pocos que se pueden encontrar de la autora en nuestra lengua.

Estos versos, que definen su universo y su poesía, son también aquí un reclamo: queremos más Eileen Myles. La queremos más visible y en el centro.

Poemas que estallan y que arden

Tags: , ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar