Actualidad

Estudiando la mente colmena con ayuda de Facebook

Un grupo de científicos estadounidenses realiza el primer gran estudio que relaciona el lenguaje de las redes sociales con patrones de comportamiento, edad y género

El concepto 'Big Data' empieza a resultarnos cada día más familiar, aunque seguramente todavía nos queda un trecho largo para realmente alcanzar a entender su importancia real o el impacto que puede llegar a tener en nuestras vidas. A grandes rasgos, cuando hablamos de Big Data nos referimos a la recolección y análisis de conjuntos de datos de enorme tamaño, como por ejemplo, la información que generamos con nuestro uso cotidiano de transportes rodados, teléfonos móviles o redes sociales. La revolución digital implica el hecho de que tú y tú (y tal vez incluso tu perro) sois emisores y receptores, sois nodos y sensores en una red tan extensa y tupida que es difícil de desentrañar. El estudio de Big Data intenta precisamente esto: extraer sentido de esa gigantesca montaña de datos e interacciones digitales en la que nos hemos convertido. En pocas palabras, llevar la típica investigación chorra sobre “los usos de facebook” más allá. Mucho más allá.

Un reciente estudio llevado a cabo por neurólogos, psicólogos y lingüistas de la Universidad de Pennsylvania es pionero en utilizar las redes sociales como una herramienta seria y veraz para detectar patrones de conducta y personalidad a través de las interacciones diarias y el lenguaje utilizado por sus usuarios. Para ello se reclutó a una masa de 75.000 usuarios voluntarios que de entrada rellenaron un breve test de personalidad. Más adelante, a partir de más de 700 millones de palabras y frases (lo dicho: big data), los investigadores desarrollaron modelos computerizados que permitían establecer correlaciones muy precisas entre ciertos comportamientos y los tests realizados previamente, identificando además patrones asociados a variables como género, edad, clase social, etc.

Asimismo, el tratamiento de los datos les llevó a crear nubes conceptuales (puedes ver ejemplos más abajo) que, en palabras de Johannes Eichstaedt, estudiante implicado en el estudio, “proporcionan una ventana sin precedentes en el mundo psicológico de personas con características determinadas”. Algo así como tener al alcance de la vista, condensado en una sola imagen, todo lo que principalmente ocupa la mente y determina la conducta de, pongamos, una mujer negra de mediana edad o un adolescente huérfano. Todo ello ahorrando por el camino meses de tediosas encuestas o farragosos interrogatorios, y permitiendo de alguna forma una precisión mucho mayor que las tradicionales técnicas basadas en modelos teóricos abstractos.

Como parte del muy ambicioso Well Being Project, que pretende unir psicología y nuevas tecnologías a nivel global, estas tecnicas de análisis no parecen un mal punto de partida. Habrá que ver qué hacen luego la CIA o cualquier otra asociación de amigos de espiar lo ajeno con todo este material fresco y ganado además sin apenas esfuerzo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar