Actualidad

España pondrá impuestos a las bebidas azucaradas y los subirá para el alcohol y el tabaco

Las latas de Coca-Cola, los cubatas y las cajetillas serán más caras. Las medidas se justifican para proteger la salud pública y aumentar los ingresos del Estado sin bajar el ritmo de gasto

El Gobierno de España ha anunciado que gravará las bebidas carbonatadas y que subirá los impuestos al tabaco y al alcohol. La primera medida pretende cumplir con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud, que en un reciente informe alentaba a los gobiernos a gravar con una tasa del 20% este tipo de bebidas para frenar su consumo. Según la OMS, las bebidas azucaradas son una de las principales fuentes de enfermedades como la diabetes o la obesidad.

En el segundo caso, los impuestos afectarán a las bebidas de mayor graduación, dejando excluidas al vino y a la cerveza. Sobre el tabaco, la iniciativa se enmarca en cumplir con una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que ha exigido una reforma de este impuesto. España es uno de los países de la UE donde el tabaco es más barato.

Estas subidas de impuestos, que se concretarán el viernes, pretenden aumentar la recaudación al tiempo que mejorar la salud pública. Con estas nuevas medidas, el Gobierno prevé ingresar entre 7.000 y 8.000 millones de euros más, con el objetivo de mantener unos niveles altos de gasto y de cumplir con el objetivo de déficit del 3,1% que le exige la UE. (Puedes leer aquí cuál es el problema del déficit y de deuda pública que tiene España).

Además, el Ministerio de Hacienda ha anunciado que no habrá un aumento de impuestos sobre los hidrocarburos, aunque, para alcanzar el objetivo incluirá retoques en el impuesto de sociedades, un plan para luchar contra el fraude del IVA y la eliminación de los topes en las cotizaciones a la Seguridad Social para los salarios más altos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar