PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Érase una vez unos seres diminutos que vivían entre nosotros

H

 

El cineasta Jorge Miranda usa tijeras e imaginación para crear escenas de acción que dan un nuevo sentido a objetos de nuestro entorno cotidiano

Marcos Baró

14 Julio 2014 17:05

Cuando sales de casa y cierras la puerta, o cuando apagas las luces para abrazarte a la almohada y entregarte a los brazos del buen Morfeo, sabes que algo está a punto de suceder. No nos referimos a lo que vaya a pasarte a ti en la calle o en mitad de tus sueños, sino a lo que pueda acontecer en el espacio físico que abandonas o dejas libre durante unas horas. Esas habitaciones aparentemente en calma pronto serán escenarios de todo tipo de juegos y expediciones protagonizadas por esos seres diminutos que viven entre nosotros. Porque haberlos, haylos. O al menos esa la idea que el mundo de la ficción infantil viene inculcándonos desde antiguo cuando somos niños.

Series de televisión como The Littles (Los Diminutos en España) o filmes de animación como Arrietty y el mundo de los diminutos nos han puesto en contacto durante décadas con una dimensión fantástica de la vida en la que el protagonismo recae siempre sobre seres pequeños, que nunca miden más de un palmo y que sólo asoman la cabeza cuando el humano no mira. Esa idea es la que inspira el trabajo en Instagram del cineasta Jorge Miranda. En su mundo de hombres y mujeres en miniatura, siempre recortados de viejas fotografías en blanco y negro, una cuchara sopera puede convertirse en un trampolín, un bote de pintura en un objeto volador desde el que realizar prácticas de paracaidismo, el desagüe del lavabo en una boca de alcantarilla, o un puñado de sal derramada en nieve que hay que limpiar para abrir un camino sobre la encimera.

Para Miranda, trabajar con figuras recortadas y objetos del día a día es un ejercicio de creatividad que apela a la familiaridad. “Estas fotos suponen para mí una manera rápida de expresar mis ideas con actores que no se quejan y que no necesitan ser pagados por su trabajo”, comenta. “Espero que la gente se de cuenta de lo fácil que es divertirse con objetos que vemos todos los días”. La próxima vez que no sepas cómo entretener a tu sobrino pequeño, acuérdate de estas imágenes. La creatividad no tiene por qué salir cara.

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

Jorge Miranda

share