Actualidad

Su padre huyó de una dictadura; él quiere impedir la entrada de migrantes

Hijo de inmigrantes, ex simpatizante de Mélenchon y actualmente afiliado al partido de Le Pen. Hablamos con un hijo de migrantes españoles que apoya al Frente Nacional

*Fotografía de AJR.

Sumisión, la popular novela de Houellebecq que le costó un año de protección policial, imaginaba la distopía de una universidad francesa tomada por musulmanes. Antes que eso ha llegado otra cosa: la presencia del Frente Nacional en las aulas universitarias francesas, tradicionalmente asociadas a la izquierda. Después de una serie de crónicas con toda clase de críticos de Le Pen en Francia, conversamos con Davy Rodriguez, ex melenchonista y responsable del grupo de trabajo del Frente Nacional en la prestigiosa facultad de Science Po. Davy, por cierto, habla un español impecable. En los sesenta, su padre tuvo que huir del franquismo…

¿Por qué dejas a Mélenchon y pasas a dar apoyo al Frente Nacional?

Por tres razones. Primero por la emigración, conozco la emigración masiva en los suburbios y con una emigración así no se puede hacer una asimilación buena. También por el terrorismo islámico: el Frente nacional es el único partido con posiciones claras. Finalmente, por las posiciones con la Unión Europea: en España vi que la UE es un sistema sin legitimidad democrática que impone una austeridad terrible.

Llevas dos años en el Frente Nacional y en ese tiempo la comunicación del partido ha cambiado para llegar a más gente. ¿Cómo habéis trabajado desde dentro la desdiabolización?

No hay ninguna desdiabolización. Teníamos una presidenta del partido que tiene una línea política: si la respetas, te quedas; si no te gusta, te vas. Es el programa político de nuestra presidenta.

Le Pen ha ido cambiando su discurso, y los que seguís en este tiempo lo habéis cambiado con ella.

Hay cosas que ha cambiado. Ahora hay más propuestas económicas, pero también hay cosas que no han cambiado: Jean-Marie Le Pen ya rechazaba la UE con Maastrich. Lo mismo con la inmigración masiva.

Tras la primera ronda, Marine abandonó la presidencia del partido.

Es una candidata independiente porque tenemos tres partidos que nos apoyan, y también es la candidata del pueblo.  Por eso creo que ha dejado el partido.

Si no es una estrategia política, ¿no es una traición para los simpatizantes el hecho de que os haya abandonado a pocos días de las elecciones?

No; no entiendo la pregunta.

La universidad francesa ha sido tradicionalmente de izquierdas, ¿está cambiando algo o vuestro grupo es una anomalía?

La universidad es de izquierdas desde los 60, antes había de todo. Ahora tenemos un colectivo que se llama Marianne con mucho apoyo en las universidades. Es verdad que hay más jóvenes interesados.

 

Marine se quitó el apellido para hacer campaña. ¿Esto tampoco es una estrategia?

La gente sabe que Marine se llama Marine Le Pen, no creo que cambie mucho.

Es una forma de tomar distancia del legado familiar.

No, es una forma de estar más cerca de la gente.

¿Qué opinión tienes de Jean-Marie Le Pen?

No tengo opinión.

Es una figura capital en el partido. Seguro que alguna opinión tienes.

Depende. Hay cosas que me interesan: su posición con Maastricht, el rechazo a la inmigración… y luego hay declaraciones que no.

¿Por ejemplo?

Cuando dijo que en el homenaje al policía asesinado importaba más que fuera gay que policía. Creo que está un poco viejo.

¿Os supone un problema dentro el partido?

Ya no está en el partido. La gente sabe que Marine decidió expulsar a su propio padre porque no estaba en sintonía. La gente no es tan tonta como los medios de comunicación quieren hacer creer.

Eres de extrema derecha.

No. La extrema derecha es racialista; nosotros somos asimilacionistas. Para nosotros, un ciudadano que asimile las normas culturales francesas es francés; se trata de una concepción republicana. La extrema derecha es antiparlamentaria y antidemócrata; nosotros creemos en los referéndums.

En el eje político vosotros os situáis en una posición conservadora social y económicamente.

¿Qué es una posición conservadora económicamente?

Conservadora económicamente es proteccionista. Uno de los términos más repetidos últimamente por Le Pen es el del proteccionismo inteligente. 

Tú hablas con un eje político americano. En Francia la derecha y la izquierda es diferente. Aquí surge del veto del Rey, quien aceptaba el veto… 

De acuerdo, pero vamos a hablar en el eje liberal-conservador. Social y económicamente no sois liberales.

El sistema se encuentra en una frase de libre comercio. Yo no creo que el proteccionismo sea conservador. Queremos cambiar el sistema.

Tú dices que cualquiera que acepte las normas culturales francesas puede ser francés, pero queréis cerrar fronteras. No todo el mundo tendrá esa oportunidad. Es una lógica con ciudadanos de primera y de segunda.

Primero tenemos que dar trabajo a los que están aquí; procurarles un lugar digno, vivienda, residencia… Tenemos que hacer que esas cosas mejoren, y quizá en 30 años podamos abrir las fronteras. Francia no tiene el objetivo de hacer venir a todos los inmigrantes del mundo. La inmigración es terrible para el que se va y para el que viene.  

¿A quién debe temer más un francés: a las élites económicas o a los extranjeros?

La inmigración en Francia ha sido una estrategia de la patronal de tener gente a la que pueda pagar menos, también es una forma de acabar con los sindicatos revolucionarios porque a los inmigrantes los inscribían en sindicatos amarillos. Yo no creo que tengamos que temer a nadie. Lo que tenemos que hacer es decir la verdad.

Según esa hipótesis, los migrantes solo son las víctimas de la patronal.

El problema son los dos. Uno produce un problema económico y el otro un problema cultural. Si tienes en una clase a 3 o 4 personas europeas y el resto son africanos, el problema que hay es que no vas a poder hacer asimilaciones porque están en minoría.

¿A quién debe temer más un francés? ¿A los robots que van a destruir cientos de millones de empleos, o a los migrantes?

Corea del Sur y Japón son los países que tienen mas robots y tienen pleno empleo. Los robots pueden ser una oportunidad de emancipación y puede haber puestos de trabajo que hagan el mantenimiento de esos robots.

Cita Piketty un estudio en el cual se afirma que entre 1983 y 2015, la renta media del 1% de los más ricos había crecido un 100%, el del 0,1% de los más ricos un 150%, y el resto de la población apenas un 25%… ¿No es ahí donde está el problema, y no en las ayudas sociales a extranjeros?

No te puedo negar que existe una élite que se está enriqueciendo cada vez más, es imposible no darse cuenta de eso. A mí Piketty es un autor que me interesa especialmente porque viene de mi facultad, Sciences Po. Yo leo a muchos autores, incluso si son de una línea política distinta a la mía.

¿Cuáles son tus periodistas, sociólogos o economistas de izquierda favoritos?

Me encanta Jorge Vestrynge, tiene una lectura de la realidad que es muy pertinente. También me gusta Emmanuel Todd, demógrafo que previó la caída de la URSS. En España hay un libro que me gustó mucho de Alberto Garzón, Vicenç Navarro y Juan Torres.

Para un joven que quiere prosperar, ¿qué le recomiendas? ¿Sindicarse o emprender?

[Se ríe] Estudiar.

De acuerdo, ¿y cuándo haya acabado sus estudios?

Sindicarse y emprender. No hay una oposición. Mi padre ha estado muchos años en un sindicato, ha creado su empresa y emprende. Podemos tener muchas vidas en una misma vida.

El Frente Nacional ha hecho una campaña muy centrada en la seguridad. Sin embargo, algunas de las víctimas de los atentados no quieren que su dolor se transforme en odio: ocurrió con la historia de Antoine Leiris en Bataclan y ocurrió el otro día con la pareja del policía que murió en los Campos Elíseos. Además, en París, la ciudad más atacada por los atentados, apenas hay apoyo al FN. ¿Por qué vuestro mensaje no cala aquí, donde la gente tiene más probabilidades de sufrir un atentado?

Aquí la gente no entiende nuestras medidas económicas. Es una megaciudad y por eso no votan al FN.

¿Qué opinas cuando son las propias víctimas del terrorismo las que dicen ‘no tendréis mi odio’?

Yo no opino. Cada uno siente como debe; yo no sé como estaría en su situación. A mí el discurso me emocionó mucho.

¿Qué piensas del feminismo?

Si el feminismo es el feminismo de las nuevas generaciones, que propone la destrucción de los cuadros sociales, no me interesa. Si es el feminismo que defiende a mujeres para que tenga puestos como un hombre, eso sí. En Colonia se vio que hay un feminismo destructor que no denunció los ataques violentos. Están tan adoctrinadas que no reaccionaron y a mí eso es algo que me pone furioso. Hay que defender a la mujer.

¿Qué es el feminismo que propone la destrucción de los cuadros sociales?

Judith Butler y la teoría género; no me interesa.

 

¿Es Francia un país machista?

No sé si es un país machista pero hay problemas de machismo importantes. Cuando resolvamos la cuestión económica, tendremos soluciones para las mujeres.

Tu familia huyó de Franco. Fue gracias a que pudieron instalarse aquí como siguieron con vida. Sabiendo que existes gracias a la solidaridad internacional, ¿no se te hace raro militar en un partido que considera inviables las ayudas a los refugiados por motivos bélicos?

Cuando mi familia llegó a Francia, el país era muy distinto: había trabajo, vivienda… Yo me siento francés y lo que defiendo es el interés general francés

*Con la colaboración de Thomas Deslogis.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar