Actualidad

Encuentra la nota de un prisionero chino pidiendo ayuda en un bolso recién comprado

"Los prisioneros chinos están viviendo una vida peor que la de los caballos, los terneros, las ovejas, los cerdos y los perros. El que no acaba su trabajo es golpeado"

oi oi

Crédito de la imagen Getty y Facebook.

¿Qué harías después de una tarde de mirar escaparates en la que por fin te comprases ese bolso al que tenías echado el ojo desde hacía un tiempo?

Lo más probable es que nada más llegar a casa lo vaciases de esas bolas de papel de periódico con las que siempre los rellenan en la tienda, revisases todos los bolsillos para sacar esas malditas bolsitas con "silica gel". A continuación pasases todas las cosas de valor que llevabas en tu otro bolso en este para mirarte con él frente al espejo sintiéndote divina.

Ahora, imagina que en este proceso te encontrases con una nota, concretamente, una escrita en chino.

Automáticamente tu momento espejito espejito mágico se iría a la porra y te lanzarías al ordenador a buscar ayuda para averiguar que carajo que hay escrito en esa nota y tratar de adivinar cómo y por que acabó esa carta metida en tu bolso.

Así lo hico Christel Wallace, una mujer de Arizona que encontró en el bolso que acababa de comprar en la cadena de grandes almacenes Walmart una nota supuestamente escrita por un prisionero chino que está viviendo bajo condiciones laborales prácticamente esclavistas.

La hijastra de Christel decidió echarle una mano para resolver el misterio y colgó en su Facebook una foto de la nota pidiendo ayuda para traducirla. La carta (que fue traducida en tres ocasiones para asegurarse de que comprendían bien el mensaje) es en realidad un desesperado grito de socorro de un presidiario chino.

"Los reclusos en la prisión Yingshan de Guangxi, en China, estamos trabajando 14 horas diarias sin descansos, trabajando sin cesar hasta las 12 de la noche. Cualquiera que no termine su trabajo será golpeado. Las comidas no tienen ni aceite ni sal. Cada mes el jefe paga a los internos 2000 yuanes (265 euros). Cualquier plato adicional se lo acaban los agentes. Si los presos están enfermos y necesitan medicinas, los costes se reducirán del salario".

Un portavoz de Walmart dijo al Arizona Daily Star que "uno de los requisitos para los proveedores que suministran productos a la venta en Walmart es que todo el trabajo ha de ser voluntario tal y como está indicado en sus Estándares para Proveedores".

No es la primera que un comprador se encuentra con una nota escrita por el trabajador explotado. Ya pasó en Primark en 2015, cuando un comprador de Belfast y otro de Swansea se toparon con una etiqueta en la que se leía "forzado a trabajar horas extenuantes". Y una historia similar pudo constatar un ex prisionero chino al New York Times cuando una de las 20 cartas de auxilio que escribió fue hallada en las decoraciones de Halloween de un Kmart en Oregon en 2013.

Aunque el sistema de trabajo en las prisiones chinas fue prácticamente abolido en 2013, es evidente que todavía sigue funcionando en algunos centros.

¿Qué harías ahora si te encontrases de nuevo con ese bolso precioso al que hace tiempo que le tenías echado el ojo?

[Vía Dazed]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar