Actualidad

Según Macron, parte de la culpa de la situación de África la tienen las mujeres

En su primer patinazo, el presidente francés ha apuntado que el desafio del continente africano es "civilizacional"

Emmanuel Macron, el político que hace unos meses parecía la única salvación de Europa, ha sufrido su primer patinazo público.

Durante una rueda de prensa en la cumbre del G20 en Hamburgo, un periodista de Costa de Marfil preguntó al presidente por qué no había un “Plan Marshall para África”. Macron decidió responder a la cuestión con un discurso sobre el continente africano de 3 minutos y medio bastante polémico que ha provocado una tormenta en redes sociales.

"El desafío de África es totalmente diferente, es mucho más profundo, es civilizacional, hoy en día. ¿Cuáles son los problemas en África? Estados fallidos,  transiciones democráticas complejas o transiciones demográficas, uno de los principales desafíos a los que se enfrenta África", explicó el presidente.

Pero a pesar de que el presidente francés también remarcó que África sufría problemas como el terrorismo o el tráfico de seres humanos, en otro momento del speech, volvió a la idea del asunto demográfico. “Una transición demográfica exitosa cuando estos países aún tienen siete u ocho hijos por mujer -puedes decidir gastar billones de euros pero eso no estabilizará nada”, incidió.

Muy pronto por las redes sociales empezó a circular un clip en el que se empalmaban las dos declaraciones.

“Imaginad que este discurso hubiera sido pronunciado por Sarkozy o Le Pen, la protesta en los medios de comunicación, la indignación pública, mientras que con Macron todo va a pasar”, decía una usuaria en Twitter.  

Otro usuario incidía en el argumento de “los 7 u 8 hijos de media por mujer”, y remarcaba su falsedad.

“No es correcto. el promedio es de 5 hijos por mujer. Y el problema de la civilización, ¿qué significa eso?”

Según Macron, la culpa de la mala situación de los países africanos son las mujeres africanas, sus altas tasas de natalidad y la falta de civilización.  Macron se olvida de que África no es un país y que casos extremos de familias numerosas y problemas económicos ya solo se dan en contextos específicos por lo que es absurdo extrapolarlo a todo un continente.

Y se olvida también de que la mayoría de problemas del continente africano tienen causas que nada tienen ver con los africanos: la herencia colonial, el saqueo constante al que se somete a estos estados o la interferencia en la política local de los otros países occidentales, casi siempre con intereses comerciales. Porque el reparto de África en Berlín en 1885, eso sí que fue un problema civilizacional.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar