Actualidad

Logran alargar la vida de los ratones un 35% pero, ¿funcionará en humanos?

Eliminando las células "jubiladas" podríamos retrasar nuestro envejecimiento

Un nuevo experimento de laboratorio podría tener la clave de la eterna juventud. O, como mínimo , de una vida más larga.

Un estudio con ratones conducido por los doctores Darren Baker y Jan van Deursen en la Mayo Medical School de Minnesota ha demostrado que la eliminación de células senescentes alarga la vida.

Pero, ¿qué son las células senescentes?

A grandes rasgos, son células que han dejado de dividirse pero sin llegar a destruirse. Algo así como células jubiladas, pero vivas. " La senescencia celular es un mecanismo biológico que funciona como freno de emergencia para que las células dañadas dejen de dividirse", explica Van Deursen.

Al eliminar dichas las células del organismo de los ratones, observaron que los efectos de la vejez no les afectaban de la misma forma. Los doctores demostraron cómo, en una pareja de ratones nacidas en la misma fecha, el que se trata con un medicamento que acaba con estas células no solo vive más, sino que envejece menos. No le afectan las cataratas de la misma forma, no se encanece su pelo, no se encorva su espalda y es mucho más activo que el otro ratón.

"Podría funcionar exactamente igual con el ser humano. Un fármaco de este tipo podría tener un profundo impacto sobre nuestra esperanza de vida"

Las pruebas concluyeron que los especímenes en los que se experimentó con el fármaco viven entre un 25 y un 35% más que el resto. Y, pese a que la esperanza de vida de estos animales es muy distinta a la nuestra, la pregunta que debe hacerse es evidente:

¿Es un dato extrapolable al ser humano?

"Podría funcionar exactamente igual con el ser humano. Un fármaco de este tipo podría tener un profundo impacto sobre nuestra esperanza de vida", explica Darren Baker, aunque recuerda que todavía no se han hecho pruebas al respecto.

Al igual que los ratones, tenemos células senescentes que actúan de la misma forma. En este sentido, podría eliminarlas podría tener el mismo efecto los humanos. Sin embargo, estas células funcionan como uno de los mecanismos anticancerígenos más importantes de nuestro organismo.

Si las quitáramos, sería más probable padecer esta enfermedad, por lo que de poco serviría tener una esperanza de vida mayor. Además, hace poco se demostró que ayudan a cicatrizar heridas, así que también perderíamos parte de esta propiedad.

Aunque, a través de la investigación médica, se podrían paliar los efectos nocivos de acabar con las células senescentes, todavía es muy pronto para sacar conclusiones. Así que la duda sigue en pie: ¿Tendremos una esperanza de vida de 100 años?

 

¿Tendremos una esperanza de vida de 100 años?

[Vía Engadget y The Atlantic]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar